DIEZ COMICS DE ARTE (Parte 2)

Segunda parte de este especial del comic. Si en ese primer texto hablamos de 5 + 1 obras de arte de la novela gráfica, en este os presentaré otras 5 para terminar con esta lista de 10 comics imprescindibles que puedes leer sin haber cogido nunca antes un comic. Y si eres lector de comic, imagino que los habrás leído, pero si por algún motivo no, algunos de esta lista, posiblemente, te harán redescubrir algunos autores, estilos…

En fin, como siempre, supongo que esto tiene que ver con gustos. Pero lo que no cabe la menor duda es que son obras de arte, como hablamos en el primer texto.

Hablo de 10 comics imprescindibles, pero realmente hay muchos más… supongo, que la lista podría ser prácticamente interminable, pero he elegido estos porque creo que son bastantes representativos.

Sin más dilación vamos con el primero de esta lista, el sexto de la lista completa:

Los Combates Cotidianos

LOS COMBATES COTIDIANOS

Este comic me lo regalaron en las navidades pasadas y lo estuve reservando hasta tener un momento de relax, porque sabía que me gustaría, que lo iba a disfrutar y quería tener ese tiempo para no leerlo a cachos. En fin, en verano, me lo leí en un día.

Un comic que cuenta la historia de un antiguo fotógrafo de guerra que se retira a vivir al campo. El costumbrismo íntimo de las páginas hace que cada reflexión, cada cosa que transcurre en este álbum se nos quede grabado en las retinas en una obra sobre reconciliarse con nuestra propia vida. “Los Combates Cotidianos”

Marco, un fotógrafo de guerra que atraviesa una crisis personal, decide retirarse a vivir al campo. Allí, le ocurren diferentes cosas, llamemos triviales, (lo que nos podría ocurrir a cualquiera). Pero sobre todo se enfrenta a sus fantasmas, en definitiva, una búsqueda para poder seguir viviendo y conquistar un pequeño remanso de felicidad personal.

Es una historia bastante asequible, porque podría ser la historia de cualquiera de mi generación, o alguna anterior o posterior, pero más o menos de entre los 30 a los 50. Una historia que por momentos parece sencilla, pero el señor Larcenet, autor de este comic, hace que la fluidez de la narrativa, la sinceridad plasmada, el dibujo afable, todo esto vaya colando en una reflexión personal, que difícilmente podrás dejar de leer hasta que termines sus 264 páginas.

Aquí vemos un ejercicio verosímil. Contar una historia no debe ser tan complicado ¿no? O eso nos creemos. Si fuera fácil, seríamos todos escritores. Finalmente el arte tiene que ver con la comunicación y con qué es lo que cuentas, pero sobre todo, como lo cuentas. Y aquí nos encontramos con una historia sencilla, como ya digo, pero de compleja planificación. Larcenet nos propone una camino conocido, que nos hace reflexionar sobre nuestro propio estado. Una historia que influye, que despierta sensaciones, bien estructurada, que cuando nos damos cuenta, estamos totalmente inmersos en ella.

Voy a citaros una frase de un diálogo que mantiene el protagonista con un recién jubilado de los astilleros: “A partir de este segundo, el mundo te pertenece… Te lo cedo oficialmente. Ahora te toca a ti apañártelas con él”.

Si de algo trata Los combates cotidianos es de la necesidad del individuo de reconciliarse con la vida, de hallar un lugar en un entorno hostil e intentar legar un mundo un poco mejor del que nos encontramos.

La relación con sus padres y amigos, con su hermano, la vejez, el tiempo que pasa, conocer a su pareja, el legado de una hija, la evolución de su trabajo… estos son los combates cotidianos a los que se va enfrentando Marco y que poco a poco va solventando. Pero, igualmente, creo que existe un paralelismo del estado del personaje principal y el de su propio país: Un protagonista en crisis que intenta encontrarse a sí mismo y en paralelo, un país que intenta encontrar una nueva identidad; momentos de lucha obrera, de racismo, los nuevos discursos políticos y empresariales… Pero tampoco os quiero desvelar demasiado.

Diálogo fluido que se alternan con silencios, con miradas y gestos que revelan mucho más que las palabras; No cabe duda que existe una buena narrativa visual. Con un estilo del dibujo cartoon o caricaturesco, que pronto, comenzamos a ver como algo normal, real. O sea, que sin darnos cuenta el dibujo nos comienza a parecer algo más realista. No sé si esta es la intención del autor, pero a mí me parece muy curioso, muy atractivo. No sé si es que nos vamos acostumbrando al dibujo o qué, pero me gusta la sensación de que comenzamos a leer el tebeo como un comic de estética, casi infantil, y terminamos la historia con una reflexión muy profunda.

Leí del crítico Víctor Palomeque, en la web de comics especializada Zona Negativa, una frase que me pareció muy acertada y que quizá resuma perfectamente la esencia de este comic, dijo: “Los Combates Cotidianos puede leerse desde muchos puntos de vista, pero sin duda el nivel más profundo, como en todo arte, es aquel, en que aquélla trasciende su medio y penetra en la realidad. Si dejamos que nos llegue, Los combates cotidianos consigue hacer con nosotros lo mismo que con Marco: hallar victorias en todas las derrotas, reconciliarnos (si bien temporalmente) con la vida”. Me parece una conclusión para esta reseña acertada y que engloba bien su esencia.

Guión, dibujo y color Manu Larcenet, en formato cartoné, 264 páginas, por Norma editorial. Es un tomo integral, aunque, en su inicio, en Francia, se publicó como cuatro tomos. En España, como ya digo, Norma editorial lo sacó en formato integral, con una edición bastante buena.

Los Surcos del Azar

LOS SURCOS DEL AZAR (DOCUMENTAL)

Ahora nos vamos a quedar con un comic de un autor, que cualquiera de sus obras podría recomendar. Es hoy día el autor español más reconocido internacionalmente y por algo será. Yo os aseguro, que todos los comics que he leído de él me han gustado.

Hablo del señor Paco Roca y de “Los Surcos del Azar”.

Como ya digo, cualquiera de sus títulos es altamente recomendable; “Arrugas”, “Memoria de un Hombre en Pijama”, “La Casa”, “El Tesoro del Cisne Negro”, o su último trabajo “Regreso al Edén”. Temáticas distinta, pero un mismo denominador común; una calidad en el lenguaje del tebeo que no tiene parangón.

Nos vamos a quedar con este título, “Los Surcos del Azar”, por muchas razones, pero creo que la primordial es que es uno de esos trabajos en los que la documentación previa es fundamental para el desarrollo de la historia y que nos dice mucho sobre el compromiso del autor con su propio trabajo.

Este hombre tendrá bastantes estanterías Billy llena de comics, pero puede que tenga el mismo número de estanterías para los premios que se le han otorgado. Como he dicho Paco Roca puede que sea nuestro autor de novelas gráficas más conocido y cotizado de nuestro país.

Pero vamos con la historia que nos compete. ¿Qué nos vamos a encontrar en “Los Surcos del Azar”?

A través de los recuerdos de Miguel Ruiz, republicano español exiliado en Francia, vamos a conocer la historia de “La Nueve”, una compañía de la segunda división blindada, formada mayoritariamente por republicanos españoles.

Es una historia olvidada sobre la contribución española en La Segunda Guerra Mundial. O sea, que hablamos de una historia basada en hechos reales.

En la página de Astiberri  (editorial de este comic) Nos resumen bien el argumento:

“La mayoría de los hombres que componían La Nueve tenía menos de 20 años cuando en 1936 cogieron las armas por primera vez para defender la República española. Ninguno sabía entonces que los supervivientes ya no las abandonarían hasta ocho años después, y que en la noche del 24 de agosto de 1944 serían los primeros en entrar en París. Los carros de combate llevaban, en el morro, nombres sorprendentes: Madrid, Don Quichotte, Guadalajara, Ebro o Guernica. Los soldados se apellidaban Granell, Campos, Fábregas, Royo, Pujol… Ellos encabezarán el desfile de la victoria del día 26 de agosto por los Campos Elíseos. Sin embargo, no lograrán su máxima meta de ver España libre del franquismo”.

Es tal y está tan bien documentada esta historia que después de su primera publicación, el autor valenciano Paco Roca, volvió a revisar todo este material con el hispanista estadounidense Robert Coale, para sacar en la nueva edición, 24 páginas más, en las que incluye voces, por ejemplo, de la alcaldesa de París Anne Hidalgo y la anterior alcaldesa de Madrid Manuela Carmena. (que en el momento de publicación era la actual alcaldesa de Madrid, y por ello, ese diálogo).

Bocetos, fotos, nuevas páginas dibujadas, e incluso una carta de uno de los protagonistas de esta obra capital de Paco Roca, es lo que nos vamos a poder encontrar en la última edición de este comic, que es la que recomiendo, porque ya puestos, cuanto más contenido, mejor.

Bueno, a las personas que les gusta el rollo superheroico, hablan de la simpleza del dibujo de Paco Roca, lo que me parece un análisis simplista. Porque el dibujo empalagoso de los comics de superhéroes, no tiene nada que ver con esta historia. Lo interesante de un dibujo de comic es su narrativa, como acompaña al guión y de eso Paco Roca es un maestro.

No lo digo yo, lo dice el favor de los lectores y la crítica nacional e internacional.

Y que, bueno, como siempre digo, una buena canción no tiene porque ser una buena banda sonora. La buena banda sonora es aquella que acompaña la acción dramática de la película o de la escena. Por ello la llamamos música incidental. En el caso del comic, para mí, el buen dibujo, es aquel que acompaña bien a la historia. Y sí os diré, que por muy sencillo que os parezca, la sutileza de las líneas, y el hecho de que en pocos trazos puedas entender a la perfección el estado del personaje, es de ser un portento.

Cuando empezamos a aprender a dibujar, tenemos al “horror vacui” quiero decir, horror al vacío, y tendemos a rellenar todo, a recargar el dibujo (quizá, intentando esconder los fallos). Cuando dominas la técnica, normalmente, se tiende a la esencia, a la simpleza. A que con la menor muestra, demos la mayor información). Y como digo, Paco Roca, eso lo hace a la perfección.

Me quedo con la crítica del escritor Javier Pérez Andújar que nos dice: “Los surcos del azar va más allá de estar formidablemente dibujado y dotado de una capacidad narrativa apabullante. Paco Roca lo ha transcendido. Ha escrito un libro necesario, y no sólo por lo que tiene de recuperación de nuestra memoria histórica. Eso también lo ha transcendido. Es necesario porque nos ofrece algo en que creer; nos ofrece nuestra parte de la historia que nos arrebataron, que hemos perdido preocupándonos de un día a día alienante. Su libro nos devuelve a nosotros mismos”.

Aquí os dejo esta publicación de Astiberri, de 352 páginas a color, en formato cartoné. (Oye, y que va por la décima edición) “Los Surcos del Azar”.

Lo que más me gusta son los monstruos

LO QUE MÁS ME GUSTA SON LOS MONSTRUOS (Entrevista???)

Ahora nos vamos a quedar con un comic de Emil Ferris, una de las autoras más relevantes en el mundo del comic, a pesar de tener una sola obra publicada. Pero ¿por qué esto es así? ¿Qué tiene ese comic, esa obra, para estar en esta lista y considerar a su autora como una de las más relevantes?

Bueno, ahora lo entenderéis. La obra de la que vamos a hablar es “Lo que más me gusta son los Monstruos”.

Esta autora no ha tenido una vida fácil; pobre, víctima del bulling y la homofobia… Con solo dos libretas para poder estudiar, es aquí donde refleja su creatividad y expone lo que veremos en este peculiar comic. Aquí no termina su periplo; En el año 2001 una picadura de mosquito le produjo la (tan de actualidad) Fiebre del Nilo, por lo que perdió la movilidad de cintura para abajo, así como el movimiento de su mano derecha, con la cual dibujaba. Aún en silla de ruedas decidió matricularse en el Art Institute de Chicago y allí comenzó a gestar “Lo que más me gusta son los monstruos”, obra que vería la luz 15 años más tarde.

48 editoriales le negaron la publicación de esta novela gráfica. The Other Pressaccedió a publicarla pero, tras cinco años, el proyecto se paró, por la dimensión que estaba tomando. Y fue finalmente Fantagraphics quien realizó una tirada de 10.000 ejemplares. Fue publicada en 2017 cuando su autora tenía 55 años.

¿Y cómo entró de esta manera tan rotunda a ser una de las mejores novelas gráficas del siglo? Mejor novela gráfica, mejor artista y mejor coloreado en los Eisner, dos premios Ignatz, premio fauve D’Or en el Salón de Angouleme, premio Gran Guinigi en el Festival de Lucca, premio al mejor Cómic Internacional del Salón Internacional del Cómic de Barcelona… y así continua la lista.

Una obra autobiográfica. Su protagonista, Karen Reyes, que no deja de ser ella misma y aunque de concepto ficticio, su historia no puede ser más verosímil y emocional. Digamos que es una realidad poética.

En un barrio de Chicago es donde transcurre esta fase tras fase de esta especie de investigación; una adolescente que tratará de descubrir si la muerte de su vecina fue en realidad un asesinato o un suicidio, como aseguran la fuentes oficiales.

De esta forma, Ferris utiliza el viejo recurso de contar una historia dentro de otra. Sin embargo, su principal virtud es cómo lo lleva a cabo. Karen va recogiendo sus vivencias mediante dibujos y anotaciones en un cuaderno que hace las veces de diario y es esa, la estética que nos encontramos en el comic, como si fuera un cuaderno típico de anillas

No quiero desvelar mucho más, ni de su historia, ni de su forma, ya que creo que este comic, hay que descubrirlo sin más. Ir, comprarlo, o que te lo presten, pillarlo de la biblioteca… abrir sus páginas y comenzar a leer.

Vais a disfrutar de su historia, pero el dibujo, también os sorprenderá, ya que está realizado con bolígrafo y el concepto de composición es muy curioso e innovador.

Otra curiosidad de esta obra es que Ferris, planteó un crowfunding mientras iba realizando la novela, así ofreció, como incentivo incluir dentro de los dibujos y personajes a los patrocinadores más potenciales. Lo que fue una iniciativa novedosa y exitosa al mismo tiempo.

En España editada por Reservoir Books, tapa blanda, 416 páginas.

En definitiva “Lo que más me gusta son los Monstruos” es una obra artesanal, distinta, conmovedora, extraña y sobre todo, es una obra para degustar varias veces, ya que a cada lectura descubres simbolismos y detalles nuevos.

Como dijo Sergio Fernández Atienza; “Una obra que pone en relieve diferentes tipos de abusos, así como la situación de las minorías. Un relato sincero que se ha convertido en un clásico contemporáneo y cuyo único hándicap es que desconocemos su resolución. Hasta entonces, esta joya del noveno arte oposita para entrar en un Olimpo ávido de autoras”.

Es cierto, parece ser que nos queda un segundo comic como resolución de este. Cosa que incluso es más estimulante si cabe, porque nos deja con ganas de más. Mientras tanto, y si aún no lo has leído, aquí te dejo este título imprescindible; “Lo que más me gusta son los Monstruos”

Berlín

BERLÍN

Vamos con el cuarto de esta lista, noveno de la lista completa. Y bueno, ahora sí, y tras 22 años de espera, ha tenido conclusión esta aclamada historia, que además podemos disfrutar ahora en un solo tomo. No me refiero a otra que la obra cumbre de Jason Lutes; Berlín.

Esta novela gráfica ha sido categorizada por la revista Time, como uno de los 10 mejores comics de todos los tiempos. Cinco Eisner, dos Ignatz, un Harvey y lo que le queda.

Fue en  1994, cuando Jason Lutes comenzó el proceso de investigación para la serie Berlín, cuyo primer número, de los veintidós que la componen, vio la luz en 1996. Pero claro, la puedo meter en esta lista porque, como ya he dicho, este mismo año la historia salió recopilada en un solo tomo.

En esta historia, vamos a poder introducirnos en los últimos días de la República de Weimar, destruida por el imparable ascenso del nazismo en la ciudad de Berlín. No nos cuenta la guerra en sí, sino el día a día de sus protagonistas y de cómo las distintas facciones políticas se enfrentaban entre sí, ajenas a lo que se les venía encima. La serie acaba en Enero de 1933 cuando Hitler es nombrado canciller.

Quizá lo que podemos ver en esta obra es las dos caras de la República de Weimar y de cómo se desvanecen hasta un punto sin retorno.

Sus dos protagonistas, Kurt, que representa la esperanza política contenida por la experiencia y Marthe, la ingenuidad de la cultura y la libertad. Por una parte con Kurt podremos introducirnos en la clase alta, políticos, periodistas… y por parte de Marthe, conoceremos la cultura, la noche… Ambos serán arrastrados y destrozados por la marea del nazismo que arrasará todas sus esperanzas de libertad.

Todo esto se va entremezclando con personajes secundarios que en algún momento creamos que puedan dificultarnos la lectura, pero nada más lejos de la realidad, ya que, realmente, la enriquece, mostrándonos la realidad desde distintos punto de vista y amplía los temas tratados.

Entremezcla personajes ficticios con reales, pero todo se sitúa en acontecimientos que transcurren en la historia. Como el del uno de Mayo de 1929, donde vemos cómo se produce la ruptura entre los socialdemócratas y los comunistas que allanará el camino al nazismo. O “La noche de los cristales rotos”, así como otras fechas y sucesos.

Una obra, que al igual que Los Surcos del Azar, comic que recomendé en el programa anterior, está muy bien documentada. Pero me gustó mucho, como los lo cuenta. Como nos cuenta la vivencia en la ciudad de Berlín en aquella época, por ejemplo, poniendo bocadillos de pensamientos de personas que pasean por la calle, y que en ningún caso son protagonistas, incluso ni secundarios del comic. Pero es una información necesaria, y para mí, sobre todo, interesante, pues nos hace pensar en la situación de la ciudadanía de una manera amplia.

En lo que se refiere al dibujo, es en blanco y negro, lo que siempre no da una sensación de seriedad, de estilo europeo, con un control del tiempo y la narrativa muy acertados.

Ediciones Astiberri, año 2020, en un solo tomo, 592 páginas, en rústica. (Aunque su edición primaria fue en 3 tomos en tapa dura). Para mí lo interesante del integral es que es barato.

Nos dice Marc Pastor i Sanz, de Le Monde Diplomatique, que ésta, es ”Una obra de amor al cómic, a la literatura realista, a la historia y a la propia humanidad. Pese a la crudeza de los hechos, se respira ternura y compasión por unos personajes cuya vida se ve atravesada por los conflictos de aquella capital europea de la modernidad. Lutes desarrolla un relato de delicada minuciosidad, en cuya riqueza se sustentan distintas capas de lectura”. BERLÍN.

El Roto

EL ROTO

Bueno, y ahora me voy a algo que normalmente no metemos en estas categorías, pero sin embargo, para mí, son absolutamente necesarias; la tira cómica o la viñeta gráfica.

No os voy a recomendar un comic en concreto, sino a su autor, del que cualquier libro que haya publicado, me parece digno de nombrar. Por ello, os nombro a su autor y ya decidiréis vosotros y vosotras, a qué obra os gustaría echarle un vistazo. Hablo, como no, de Andrés Drábago García, más conocido como El Roto.

Pero ¿Quién es este señor? Andrés Rábago es más conocido en el mundo de la historieta como Ops o El Roto. Dibujante satírico e historietista, considerado como uno de los humoristas gráficos españoles más importantes del gremio.

Comenzó en 1968 publicando viñetas en la revista Hermano Lobo bajo el seudónimo Ops y que se encontraba en plena dictadura franquista. Pasó por la Estafeta Literaria, La Codorniz, Triunfo, Cuadernos para el Diálogo, El Independiente o Ajoblanco.

En su momento, no tuvo la misma repercusión que otros historietistas de la época, aunque por sus colegas de profesión, era considerado como el más brillante.

Pasó por El Jueves, El Cuervo, Totem… y bueno, actualmente, y desde hace años, es dibujante de viñetas en el periódico El País.

Con un estilo sarcástico, de estética austera y seria, juega a ofrecerlos la reflexión de la notica.

Lógicamente, a parte, de todas sus apariciones en revistas y periódicos, ha publicado numerosos libros, comics, ya sea en solitario o como colaborador. Y eso vengo a recomendaros; cualquiera de sus libros podría ser un reflejo de la sociedad actual.

Os nombro alguno de sus últimos trabajos, por si os despierta interés:

  • El libro de los desórdenes (Reservoir Books, 2006).
  • Vocabulario Figurado 2 (Reservoir Books, 2007).
  • Viñetas para una crisis (Reservoir Books, 2011).
  • Camarón que se duerme (se lo lleva la corriente de opinión) (Reservoir Books, 2011).
  • A cada uno lo suyo (Reservoir Books, 2013).
  • Oh la l’art. (Libros del Zorro Rojo, 2013).
  • El libro verde (Reservoir Books, 2014).
  • Desescombro (Reservoir Books, 2016).
  • Antitauromaquia (Reservoir Books, 2017). con Manuel Vicent
  • Contra muros y banderas, (Reservoir Books, 2018).

Este último, por ejemplo, nos muestra una España confusa, debilitada y empobrecida, viejos fantasmas regresan bajo falsos ropajes identitarios y narcisistas para ocupar mentes y voluntades. “Este librito es un modesto intento de evitar ese engaño”. Nos dice el propio Roto.

«El núcleo esencial de la sátira es poner de manifiesto aquello que consideras que son falsificaciones o mentiras, las formas en las que se presentan las cosas para ser más digeribles. Arrancar esa careta es justamente lo que hace la sátira.»

Y con respecto a la obra de “De Contra muros y banderas” Antonio Muñoz Molina, dijo:

«No falla nunca, y nunca deja de ser admirable. Cada día hay una nueva descarga eléctrica, un fogonazo igual de vívido de claridad, un golpe de risa que revela lo grotesco o lo ridículo o lo inmundo debajo de las proclamas solemnes o de las sinrazones o las estupideces que por repetirse tanto ya nos parecen normales. El Roto, literalmente, no deja títere con cabeza, y además nos hace ver hasta qué punto son títeres los figurones y los figurantes de la actualidad diaria, y qué semblantes de capricho de Goya o caricatura de Grosz o pintura negra se esconden debajo de las máscaras sonrientes de la publicidad política -en la política ya queda muy poco que no sea publicidad- y las informaciones financieras.»

El Roto.

Damos fin, tanto a este texto, como a la lista final de esos 10 comics + 1, desde mi punto de vista, obras de arte.

¿El comics puede ser arte? Pues claro. Al igual que el cine, la pintura o la escultura… dependerá de cómo esté hecho. Estos que os he presentado, desde mi punto de vista, lógicamente, son obras de arte.

Y bueno, obviando el debate, que se planteó al principio del anterior programa, lo que no cabe duda, es que estas novelas gráficas son un estímulo para el alma, un entretenimiento “no contaminante o contaminado”, son historias reflexivas, capaces de extrapolarte a diferentes emociones y sensaciones, temas que te harán cuestionar la historia, la vida, la política… ninguna te dejará indiferente y posiblemente, si no eres lector o lectora de comics, vas a descubrir una disciplina más muy reconfortante y estimulante. (O al menos, eso espero haber conseguido con estos audios).

Jorge Barroso «Bifu»

Formato Audio: https://www.ivoox.com/2×5-diez-comics-de-arte-parte-2-audios-mp3_rf_76306408_1.html

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: