10 COMICs DE ARTE (Parte 1)

Hoy vamos a tener un texto que llevaba tiempo queriendo hacer, porque el año pasado, (la temporada pasada) surgió un debate, sobre un comentario que realizó Nuria Enguita la actual directora del IVAM (Instituto valenciano de Arte Moderno), en una entrevista que le realizaron por su nuevo nombramiento, en la que le preguntaron si el cómic, como medio de expresión artístico, merecía tener presencia en este museo. A lo que ella contestó “que primero deberíamos valorar si el comic es arte o no”.

Concretamente dijo: “La misión de este museo es el arte contemporáneo. La pregunta sería si es el cómic un arte. A mí me interesaría mucho que hubiera lugares donde se investigara sobre cómic, sobre diseño, fotografía, etc. Debe haber instituciones donde eso sea posible. ¿Va a estar el cómic en este museo? Tendré que verlo en el contexto de la programación y de la colección”.

Esto provocó un gran revuelo entre los profesionales y aficionados del comic, entre los que se cree, por diferentes declaraciones que este gremio ha expuesto, que éste, ya era un dilema resuelto.

“Este es un debate ya superado” dijo, por ejemplo, Paco Roca, autor de “Arrugas” o “Memorias de un hombre en pijama”, “Los Surcos del Azar”, entre muchos otros títulos que tiene este reconocido autor y que precisamente, expuso en el IVAM en 2019, un proyecto titulado “EL Dibujado”.

Museos como el Prado, el Louvre, el Reina Sofía e incluso el propio IVAM, han realizado exposiciones en torno al mundo del comic. De hecho y casualmente, en el Museo Picasso de París, prácticamente ha estado un año, hasta el 3 de junio de 2021, la exposición “Picasso et la bande dessinée”, que se centra en las conexiones entre el artista y el cómic, y de cómo el autor utiliza códigos específicos del llamado “noveno arte” en algunas de sus obras.

Pero me parece interesante destacar la declaración que realizó Tomeu Seguí, dibujante de la obra “Tatuaje” o “Pepe Carvalho”. Dijo que no creía que se le tuviera que prestar demasiada atención a ese comentario y añadió que el comic es un arte indiscutible, eso sí, no todos los comic son arte, al igual que no todo lo que está representado en un lienzo es arte tampoco.

Y para mí, es aquí donde está el quid de la cuestión. Porque parece que seguimos valorando, o considerando arte, a gremios determinados, profesiones determinadas y como ya sabéis las personas que leéis este blog, para mí el arte tiene que ver más como su heterogeneidad que con una disciplina en concreto. Y me da la sensación que esta directora, Nuria Enguita, pretendía decir eso mismo.

Enguita asegura que su intención es seguir trabajando y colaborando con el sector del cómic, y afirma que “el museo ha de ser catalizador e impulsor de sinergias a partir de la diversidad, complejidad y riqueza de las prácticas artísticas”.

Pero, ¿Cuáles son esas prácticas artísticas?

Desde mi punto de vista, el comic es arte, según de qué manera esté realizado y, por supuesto, según los valores heterogéneos de los que se componga.

Por ello, hoy, me gustaría hablaros de 10 comics (el texto lo he dividido en dos, para que no sea excesivamente largo), entonces en este texto tendremos 5 comics, en realidad 5 + 1, que para mí, (Que esto también hay que dejarlo claro, pues esta lista es, totalmente, subjetiva), indudablemente, pertenecen a la categoría de obra de arte.

Primeramente voy a aclarar, que esta lista , es totalmente subjetiva, tiene que ver con mis gustos y lo que yo mismo leo. Y como veréis, no hay mucho de superhéroes aquí, porque no suelo leerlo, no han sido temáticas que me interesaran demasiado. Pero, oye, claro que existen algunos comic de superhéroes interesantes, y que igualmente, se podrían considerar obras de arte.

Muchas personas admiran el dibujo, otras el guión. Desde mi punto de vista, el dibujo tiene que estar al servicio del guión, y el guión debe ser interesante. Creo que muchos comic mainsteam, tienen un buen dibujo, incluso una buena narrativa visual, pero el guion es bastante flojo. Incluso a veces, ese dibujo usado arquetipizado no me termina de convencer, quizá, incluso, sea demasiado empalagoso. Oye, que no digo con esto que no dibujen bien, pero a mí me chirria.

Pero ya os digo, haber, los hay. Y por diferentes razones, por ejemplo, año uno de Batman, Watchmen o Daredevil: Born Again, o La Broma Asesina, podrían ser obras de arte.

Alan Moore, que escribió, por ejemplo Watchmen o La Broma Asesina, en esta lista, propongo un comic, pero en realidad es un guionista a seguir, porque en muchas ocasiones le ha dado la vuelta, con sus obras al paradigma del comic del momento; paso con la Cosa del Pantano, V de Vendeta, Providence, Wachtmen…

Concretamente Wachtmen por ejemplo, no lo tengo incluido en esta lista, porque aunque para un amplio sector del comic, éste es el comic por excelencia, creo que antes de leer esta obra, hay que leer mucho comic para realmente admirar la destreza de todo lo que planteó este señor aquí, y el juego psicológico que introdujo a los superhéroes. Pero claro, para realmente admirarlo, entonces, antes, tendrías que haber leído mucho de superhéroes, si no, puede que lo veas como una historia más (bien contada, pero una historia más) Y en realidad no es así.

En fin, lo que propongo en este texto, es una lista de diez comics, (en este caso 5 + 1, porque dividiré el texto en dos) estos comics, en todos los casos son auto-conclusivos y no tienes que haber leído nada con anterioridad para disfrutar y admirar estas obras. Y os garantizo que, algunos de esta lista, os harán pasar un buen rato, os harán preguntaros y cuestionaros algunas cosas, os conmoverán y os despertaran diferentes sensaciones y emociones… en fin, lo que suele hacer una obra de arte.

Maus

Vamos a comenzar con uno, que de hecho, es el único que ha recibido el Premio Pullizer. Un comic que muchas personas rechazan por lo que hemos hablado antes, por el dibujo, por parecer simplista, o incluso sucio, pero nada más lejos de la realidad; la narrativa visual que derrocha, acompaña perfectamente al guión. Hablamos, naturalmente de la obra cumbre del norteamericano Art Spiegelman; MAUS.

Una de las obras más impactantes y trascendentes a día de hoy.

Muchas cosas de este comic son importantes, y todas hacen que sea una gran obra artística, pero pienso que la historia que nos cuenta es fundamental, ya que se trata del testimonio real del propio padre del autor, el señor Vladek Spiegelman. Judío que sufrió las terribles infamias de la Segunda Guerra Mundial y del régimen nazi.

La cuestión es, que no solo nos cuenta eso, es cómo nos lo cuenta. Cuando nos presenta al personaje principal, nos hace dudar de su personalidad, nos lleva a sentir la desesperación que el propio autor siente dentro de la relación con su padre; diferentes comportamientos que no llega a entender, secuelas psicológicas que su hijo, por supuesto, no puede ni vislumbrar… pero poco a poco, nos va desvelando de donde viene todo esto. Y es cuando comienza a contarnos la horrible historia.

Creo que es, prácticamente, imposible, que al leer este comic, no entres en una sensación de absoluta tristeza y desesperación, al ver las atrocidades que el ser humano ha sido capaz de hacer. Y a la vez en una comprensión del estado del Vladek.

Maus, no es una historia más sobre judíos y el Holocausto. Umberto Eco, nos reseña:
«Lo cierto es que Maus es un libro que no se puede dejar de leer, ni siquiera para ir a dormir. Cuando dos de los ratones hablan de amor, te conmueven; cuando sufren, lloras. Poco a poco, a través de este pequeño cuento que incluye sufrimiento, humor y superar las pruebas de la vida cotidiana, quedas cautivado por el lenguaje de esta vieja familia del Este de Europa y atrapado por su ritmo gradual e hipnótico. Cuando terminas Maus te da pena haber abandonado este mundo mágico (suspiras por la secuela que te hará regresar…)»

Bueno, deciros que Art Spiegelman opta por utilizar un estilo de dibujo sencillo, utilizando el estilo  “funny animals” (nombre que se le da a los cómics o animaciones donde personajes humanos adoptan figuras de animales) Esto  simplifican el peso gráfico de la obra. La idea es que el ojo del lector/a se centre en la descripción de la viñeta y sea más receptivo a lo que está narrando el cómic.

Por supuesto, es en blanco y negro, con un enfoque “indie”, lo que nos da un tono serio, con trazos de plumilla y pincel que, en numerosos casos, donde la historia se vuelve dura y cruel, el acabado de la viñeta se vuelva casi opresivo, desmoralizante, como si el autor nos estuviera transmitiendo sensaciones más que información.

He dicho que los humanos adoptan figuras de animales, así, los judíos son representados como ratones, los Nazis como gatos, los franceses son ranas, los americanos perros y los polacos cerdos. De esta forma, inteligentemente, nos simplifica su lectura y vuelve más gráfico su despliegue argumental.

Deciros que “Maus” fue concebida a lo largo de los años 70 y 80, y se publicó en dos partes: “Mi padre sangra historia”, obra publicada en 1986 en Estados Unidos, nos narra los acontecimientos vividos por Vladek hasta su llegada al campo de Concentración de Auschwitz (Polonia) en 1944. El éxito mediático de esta primera parte fue arrollador.

Posteriormente, la segunda parte de “Maus” vio la luz en 1991 y lleva por título “Y aquí comenzaron mis problemas”, centrado fundamentalmente en los aterradores meses vividos por su padre Vladek en el campo de concentración de Auschwitz, hasta el final de la guerra en 1945.

Este comic, está editado en España, en un solo tomo, por Penguin Random House a través de su sello Reservoir Books, quien lo sacó al mercado en 2007 en una edición que tiene una presentación impecable, con encuadernación en cartoné y sobrecubierta. Y que no tendréis problemas en encontrarlo en cualquier librería especializada.

Un comic, que todo el mundo debería conocer y leer por lo menos una vez en su vida. Maus.

La Levedad

– A mí, después del 7 de Enero, de repente lo que me parece más valioso es la amistad y la cultura.
–A mí, la belleza.
– A lo que responde la amiga: Es lo mismo.

Esto es un diálogo que nos encontramos en la novela gráfica de Catherine Meurisse. También lo vemos en la contraportada de este comic ganador del premio Prix Wolinski de 2016

Catherine Meurisse es una autora de cómics francesa nacida en 1980, y que en 2005 se unió al equipo de dibujantes de la revista Charlie Hebdo.

El 7 de enero de 2015, la alarma del despertador de la dibujante Catherine no sonó, así que llegó tarde a la reunión del equipo de diseñadores de la revista. Este descuido le salvó la vida, pero no la libró de afrontar la violencia de un terrible atentado en el que perdió a amigos, maestros, mentores…

Para quien no esté muy puesto en el tema, recordaré que el atentado contra Charlie Hebdo, consistió en un tiroteo que se llevó a cabo en la sede de la revista, en la ciudad de Paris el 7 de enero de 2015, por unas caricaturas que publicó sobre Mahoma.

Dos hombres enmascarados y armados con fusiles de asalto, entraron en las oficinas de dicha revista, matando a 12 personas e hiriendo a otras 11. El grupo Al-Qaeda asumió la responsabilidad del ataque.

Bueno, pues como he dicho, Catherine Meurisse, dibujante de dicha revista, llegó tarde a su reunión de trabajo, y eso, le salvó la vida.

Pero las secuelas que te deja una vivencia así, son considerables. Tanto, que no pudo volver a trabajar ni a dibujar durante mucho tiempo.

Decidida a encontrar un nuevo punto de partida, la autora, emprende, en medio del caos y la aridez estética que siguió a aquellos días en Paris, un viaje en busca de su contrario: la belleza. Y de todo ello, trata el comic La Levedad.

De alguna manera este comic trata la sinrazón de no comprender el humor, la crítica, la ironía… y que lleva a una serie de fanáticos a cometer un acto terrorista, atentando despiadadamente contra las personas que trabajaban en esta revista satírica.

Este atentado ocurrió, como ya he comentado, por unas caricaturas de Mahoma, y me pregunto; ¿qué nivel de libertad tenemos si no tenemos libertad de expresión?

La historia del comic, podríamos decir que se divide en dos partes, la primera que se desarrolla en París donde vemos a Catherine víctima del shock postraumático que la ha convertido en una sombra incapaz de sentir y reaccionar. Una terrible depresión se ha apoderado de ella.

En la segunda parte, cuando ha decidido, acabar con toda esa oscuridad, con toda esa estupidez, y se embarca en un viaje con la intención de encontrar la belleza. Me parece precioso que lo haga desde el arte. Así nos traslada a Roma, intentando contagiarse del Síndrome de Stendhal.

Es un comic, una historia, que a pesar de todo, el humor sigue presente, un humor de iguales características que la revista donde trabajaba. Su dibujo, igualmente, sigue ese estilo. (Digamos que esa revista es como El Jueves en España), y es ese el tipo de dibujo que tiene; es caricaturesco, espontáneo, pero en realidad, muy técnico, porque con pocos trazos te lleva a la sensación que va pidiendo el guión, a la que siente el propio personaje.

Pero no dejéis engañaros por lo que digo de su estilo, hay viñetas que son absolutamente preciosas, poéticas… y que, como digo, nos hacen viajar por un cúmulo de sensaciones y emociones, que de alguna manera, nos acercan al estado por el que está pasando su autora y protagonista.

Por último os diré, que el comic, para mí, es una reflexión sobre el dolor y su curación a través de la belleza. (Me parece maravilloso). Y no deja de ser un homenaje a sus compañeros de Charlie Hebdo.

En España está editado por la Editorial Impedimenta, en cartoné tapa dura, 136 páginas.

Precioso “La Levedad”.

V de Vendeta

El 5 de noviembre “la Bonfire Night (la Noche de las Hogueras) en el Reino Unido. 

Esta fiesta conmemora al personaje Guy Fawkes que fue quien quiso volar por los aires el Parlamento Británico. Quería realizar este atentado porque el catolicismo sufrió, de la mano de la monarquía, una represión, convirtiéndolos en enemigos para los protestantes. 

Fawkes llego a introducir en el sótano del parlamento sacos de pólvora, pero antes de cumplir su cometido fue detenido y ahorcado. De esta manera se convirtió en villano nacional, pero nadie olvidó su hazaña y cada 5 de noviembre se le recuerda con hogueras y fuegos artificiales.

Esta acción real, ha cogido diferente simbología, y ya no en defensa del catolicismo simplemente, sino de la propia libertad del pueblo. Muchas personas que celebran esta fiesta hoy día, han readaptado y se han apropiado de esa acción para exponer su queja ante los gobernantes.

De igual manera, Alan Moore, el autor de este fantástico comic, creo su personaje V. Así, está claro que vamos a hablar del comic V de Vendetta.

Este comic sitúa su historia en 1997. En el momento de su publicación, esa fecha era un futuro inmediato, y nos mostraba un mundo inundado por el fascismo, la violencia, la opresión… ¿Y quién nos dice que la historia no era visionaria? Hoy día existe un gran desacuerdo de la ciudadanía ante los políticos, nos vemos arrastrados por una dictadura de mercados, pero finalmente, como ha pasado a lo largo de la historia, tenemos “pan y circo”, quiero decir, que tenemos algunas, que no todas, las necesidades básicas cubiertas y elementos de distracción, y parece que con esto ya es suficiente. El pueblo se conforma, cuando los derechos fundamentales se están violando constantemente.

Leer V de Vendetta, de alguna manera, nos invita a abrir los ojos, a descubrir que los políticos se mueven por intereses del mercado y los bancos, o sea, poder, poder económico y, quizá lo más triste, la supuesta seguridad que nos ofrecen, a cambio de perder la integridad, bajo vigilancia, y una constante propaganda del miedo.

David Lloyd, que es el dibujante del comic, dijo que “V de Vendetta es para las personas que no apagan las noticias”

Por suerte, siempre queda gente que pretende luchar por nuestras libertades. Como este antihéroe romántico creado por Alan Moore.

Un personaje profundo, complicado, lo que no creemos que vamos a encontrar en un comic. Siempre pensamos que son historias más livianas, pero nada más lejos de la realidad, Moore nos presenta a un protagonista, que en un principio,  no deja de ser un terrorista, con cierta filosofía anarquista que lucha contra el fascismo. Pero claro, con un pasado tortuoso, como descubriremos en la historia. Pero profundiza más, el personaje es un intelectual, culto y todo esto lo veremos en las conversaciones que tiene con una chica (Evey), a la que salva de unos villanos nocturnos, y que en torno a todo esto girará esta monumental historia.

Finalmente no deja de ser una lección, para devolverle la responsabilidad de su existencia a cada ser humano. Quizá todo esto venga de la misma opresión que sufría Moore en Londres por el gobierno de Margaret Thatcher.

Es interesante porque la historia, por momentos nos hace pensar más en qué mundo vivimos nosotros y nosotras, más que en la propia historia o misterios del tebeo.

Respecto al dibujo, Lloyd era un gran amante de los cómics de corte similar al cine negro (nuar) y se nota en su dibujo, por su juego de luz y sombra, y que creo recordar, que su primera publicación en la revista Warrior, creo que fue en blanco y negro y que después en publicaciones posteriores, fue coloreado.

En la revista Warrior, no se completo la serie, porque cerró. Fue entonces cuando cogió los derechos DC y publica V de Vendetta. Y este comic tiene bastante culpa de que naciera el sello Vértigo, dentro de DC. Un anexo a la editorial que se decantaba más por comics adultos y quizá más experimentales.

También fue David Lloyd quién propuso a Moore que el personaje llevara la máscara de Fawkes. Y muy acertadamente, porque le da un toque de misticismo al personaje brutal.

Esta máscara, como sabemos, se ha convertido en un símbolo contemporáneo del desacuerdo con la política, la opresión y la represión, pero también y sobre todo, del movimiento de Hackers “Anónimus”.

Bueno, solo me queda deciros que este comic tiene una adaptación a una película, que desde mi punto de vista, no está del todo a la altura. Así que os recomiendo la historia en comic, que no tendréis problemas en adquirir en cualquier librería especializada. Lo tienen en dos tomos y últimamente salió uno conclusivo. O sea, que está en un solo tomo. Y no suelen ser ediciones demasiado caras.

“Eso es porque tienes miedo, Evey. Tienes miedo porque puedes sentir la libertad dentro de ti. Tienes miedo porque la libertad es terrorífica”

El Arte de Volar y El Ala Rota

Ahora le toca el turno a un comic que tiene el premio nacional, en España, a los que habría que sumar premio en el Salón del Comic de Barcelona, Premi Nacional de Catalunya, Premio Cálamo, Premio de la Crítica… y bueno, aunque yo no soy muy de valorar por los premios, pero cuando el rio suena…

Efectivamente es así, es indiscutible, la importancia de esta historieta para el gremio del comic a nivel nacional.

Su autor Antonio Altarriba. No hablo de otro que “El Arte de Volar”

Aquí ocurre un poco algo parecido a Maus, Antonio Altarriba, nos cuenta, de primera mano la historia de su padre. Un doloroso ejercicio de introspección personal.

No os quiero desvelar nada, pero por una situación familiar, parece que Antonio Hijo, no comprende la personalidad y las acciones de Antonio padre, hasta que encuentra unas notas que le muestran un ser humano distinto al que él creía conocer.

Así que este guionista zaragozano lo que realiza en este comic es una reconstrucción de la figura de su padre, desde el niño que se divertía y reía con la ilusión de poder volar, hasta el joven que pronto conoció la dura realidad de una guerra, del hambre de la posguerra y el horror de la dictadura.

Pero aún nos cuenta más, realmente, la historia también nos habla de ese difícil tiempo en el que personas exiliadas, que lucharon contra el régimen fascista, vuelven a su país como perdedores, y se encuentran con una realidad atroz. Nos habla de cómo tienen que sobrellevar tan traumática situación; una vida de ideologías y credos ajenos.

Editado por Norma Editorial, Cartoné, 224 maravillosas páginas en blanco y negro. Guion exquisito, narrativa visual, a cargo de Joaquim Aubert, más conocido como “Kim”, es perfecta, final impactante. Profundidad, emotividad, sinceridad y capacidad de llevarnos a una reflexión de nuestra propia historia como país… Sin duda, una obra maestra “El Arte de Volar”.

Esta obra fue publicada en 2009 y bueno, si os quedáis con ganas de más, en 2016, Antonio Altarriba, publica “El Ala Rota”. Si en el primer comic, vemos la visión de su padre, en este caso, y de igual calidad, nos muestra la historia y las vivencias, de ese tiempo incierto, de su madre.

Por eso tenía en el título de este programa 5 + 1, porque aquí está el uno más. No es necesario leer ninguno antes que otro. Se pueden leer por separado, pues ambas historias son autoconclusivas. Pero bueno, ya que estamos, yo recomiendo, encarecidamente, la lectura de los dos.

Persépolis

Creo que es imprescindible, en esta primer lista, poner este título. Una obra que nos habla, casi de una forma naif, de una situación inentendible para muchas personas. Pero que así ha ocurrido, y por desgracia, sigue pasando. No me malinterpretéis con el adjetivo de “naif”, no penséis que es infantil, todo lo contrario; su narración es técnica, es puntillosa, pero la visión de la temática está expuesta, desde el punto de vista de una niña.

Marjane Satrapi denuncia, en este comic, de forma magistral, la censura, el machismo, la falta de libertad…

Nos cuenta, de primera mano, su propia historia. Nos relata los cambios políticos en Irán desde 1979, cuando la caída del Sha de Persia, pasando por la Guerra de Irán e Irak y llegando a los años 90. Este conocido comic es; Persépolis.

Estas obras que os cito, y que algunas están basadas en las propias vivencias del autor o autora, para nada tienen un punto de vista victimista, tratan sobre momentos vitales en sus vidas. En este caso, el día a día de esta artista cuando era una niña de tan solo 10 años, de su visión sincera y arrolladora sobre el tortuoso cambio político de su país y de cómo va creciendo hacía un futuro incierto.

No es una historia cómoda para nadie, ya que critica a su país por el cambio sufrido, con una coartada de libertad y un fanatismo religioso sin parangón, pero también de los intereses occidentales de mantener al Sha de Persia, siendo corrupto y dictatorial, por sus propios intereses comerciales.

Igualmente hay algo doloroso en la visión que tenemos en el comic, cuando, desesperados por la situación, sus padres deciden enviar a su hija a Europa. Aquí veremos, claramente, el desamparo y la falta de identidad que sufren los y las inmigrantes al llegar a Europa y su inminente y arduo retorno a su país. Para, de nuevo, encontrarse con el velo, la insidiosa adulación constante a los mártires de guerra, los guardianes barbudos fundamentalistas, la esquizofrenia de una vida pública temerosa, en contraposición a la realidad en la vida privada.

Pero como ocurre en el comic La Levedad, esta trágica e incomprensible historia, no está carente de humor. Cosa que nos hará disfrutar de lo que leemos a cada instante, aunque a veces pensemos; ¿de qué me estoy riendo?

Bueno, respecto a la parte visual, el dibujo es sencillo, en blanco y negro, que acompaña muy bien a la historia y a su propio significado.

En un inicio, se publica en París en cuatro tomos, saliendo el primero a la venta en el año 2000. En España entre el 2002 y 2004. Ahora, lo tenéis en un solo tomo, tanto por Norma Editorial como por la editorial Reservoir Books, cartoné, tapa dura, 360 páginas… ya van por la séptima edición, creo…

Este comic tiene innumerables premios y una adaptación a cine, que no está nada mal, supongo que porque también participó en la dirección la propia Marjane Satrapi. El film también consiguió diferentes premios, por ejemplo el de Cannes, e incluso estuvo nominada a los Oscar y a los Globos de Oro.

Tanto comic, como película, tienen excelentes críticas.

Un comic que invita a la reflexión. Un comic que se abre de par en par, de una forma sincera, para mostrarnos una realidad difícil de entender. Un comic, que sin ninguna duda, hay que leer. Persépolis.

Hasta aquí este primer texto de 2 sobre 10 comics de arte. En este primero 5 + 1 imprescindibles:  Maus, La Levedad, V de Vendeta, El Arte de Volar (con esta especie de secuela o acompañamiento como es “El Ala Rota”) y Persépolis. Espero que lo disfruten.

Jorge Barroso “Bifu”

Formato Audio: https://www.ivoox.com/2×4-diez-comics-de-arte-parte-1-audios-mp3_rf_75978783_1.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: