HISTORIA DEL ARTE 9: Arte Románico y Gótico

Hoy nos espera un programa de estos que llamé en serie, artículos que tienen una continuidad con algunos de los que ya salieron en la primera temporada. En este caso, vamos a seguir con la Historia del Arte, concretamente el número 9. Así que yendo de una forma cronológica, de lo que nos toca hablar es de la Edad Media Europea, lo que comprende el Arte Románico y el Gótico.

Este apartado del que vamos a hablar, se refiere a la Edad Media Europea, y podríamos decir que viene de cuando Teodosio I, emperador romano en el Siglo IV, hace del cristianismo la religión oficial del Imperio, prohibiendo el resto de culto. Así, la iglesia se institucionaliza y se dota de patrimonio y jerarquía.

(Como siempre digo, es interesante, (o bueno, más que interesante, imprescindible), saber el contexto histórico en el que navega el estilo artístico que queramos tratar, pues así, comprenderemos mejor su causa, su nacimiento, los valores que en aquella época tenía, para que servía en ese momento…)

En fin, pues nos encontramos en ese momento en el que oriente y occidente, a la caída del Imperio Romano, toman rumbos distintos; oriente mantendrá el Imperio Bizantino y occidente, a la caída de Roma, se divide en territorios con jefes militares.

En ese momento los poderes universales son el Imperio y el Papado, que aunque se respetan entre sí, ambos quieren ser la autoridad suprema del mundo cristiano.

Durante el Imperio Carolingio, Carlomagno (el día 25 de diciembre del año 800) recibe de la mano del Papa León III, la corona imperial que le acreditaría como Emperador de occidente. Su territorio, comprendía la Galia, Italia y Germania (y una parte de España), con lo que de alguna forma, quedó restablecido el antiguo Imperio Romano de Occidente. Y el Papado pudo alzarse como cabecera religiosa e ideológica en Roma.

Tras la muerte de Carlomagno, le sucede su hijo Ludovico Pio, que a su vez, divide el Imperio en tres y se los cede a sus hijos: Lotario (Italia), Carlos el Calvo (Francia) y Luis el Germánico (Germania), firmando el tratado de Verdún.

Tratado de Verdún

Podríamos decir que aquí, desaparece el Imperio Carolingio y entra un sistema político, social y económico, que conocemos como feudalismo.

Europa queda en manos de monarcas guerreros (Entre los siglos X y XIII) y tras la continua amenaza del pueblo musulmán, el papado y las monarquías se ven obligados a pedir ayuda a hombres de armas. Éstos, a cambio, recibieron rentas y tierras (feudos) de los monarcas y es cuando estos hombres armados, cogen poder, convirtiéndose en la nobleza de la época. Un sistema jerárquico que dependía de los terrenos y feudos que tuvieras. (Por ello lo conocemos como feudalismo).

En resumidas cuentas, podríamos decir que la economía era autosuficiente, con lo que el comercio decayó. La sociedad era estamental, o sea, se dividía en clases sociales. La nobleza se dedicaba a la guerra, el clero a la oración y los campesinos a la agricultura o la guerra. Ninguna persona podía cambiar de estamento salvo que fuera a la guerra.

El feudo se componía por el castillo, la extensión de tierra que lo rodeaba, donde se encontraban las tierras cultivables, los pastos del ganado y las viviendas de los campesinos. Normalmente también había bosques cercanos que usaban para la leña y la caza.

Es el momento en el que renace el concepto de CIUDADES. Algunas se restauraban de ciudades antiguas en decadencia, otras nacían nuevas alrededor de un castillo o un monasterio.

Rara vez, estas ciudades pasaban de 1.000 personas. Pero a partir del siglo XIII, ya podemos ver ciudades de entre 5.000 y 10.000 personas y las más grandes como París y Roma, podían pasar los 50.000 habitantes.

El crecimiento de las ciudades, dependía de las oportunidades de trabajo que ofreciera y de la libertad en la vida urbana. Y en este caso, es fundamental el renacer del comercio, se hacían ferias y mercados anuales, donde se comerciaba normalmente, ganado y herramientas. Algunas de estas ferias se conocieron en gran parte de Europa, como la de Medina del Campo en Valladolid.

Las ciudades estaban rodeadas por murallas y en sus entradas, había casetas donde se cobraban impuestos por las mercancías que entraban o salían. El poder de las ciudades se afirmaba por sus murallas. Una vez dentro, el centro lo dominaba una catedral, la plaza del mercado y el Ayuntamiento. Los nuevos barrios se organizaban en torno a las parroquias.

Las casas eran de madera, excepto la de los artesanos que la realizaban en ladrillo y adobe, y normalmente tenían dos plantas; la primera para vivir y la planta baja como taller (A veces tenían bodegas). Los palacios, las iglesias y los castillos, estaban construidos en piedra.

Nace un nuevo concepto; El Burgués, personas de cierta riqueza y poder, normalmente, dedicadas a ser mercaderes o maestros de los edificios más emblemáticos. Un poco más abajo en la escala social, estarían los artesanos y comerciantes más modestos. (Los artesanos de un mismo oficio se unían en lo que llamaban gremios, y estipulaban los precios). Incluso más abajo en la escala social, se encontraban los campesinos, que eran aún más podres y marginados. (Eran la mayoría de la población).

En algunas ciudades existía otra clase de marginación, por etnia o religión. También es el momento en el que aparecen nuevas órdenes que llamaban Mendicantes (Carmelitas, franciscanos, dominicos…) en las cuales se hacía voto de pobreza y vivían de la limosna.

Pero ¿Cuáles son las vertientes artísticas que surgen en esta época?

El Románico fue el primer estilo artístico de una Europa unida culturalmente por el Cristianismo. Las influencias romanas en él son innegables, de ellas procede el concepto de Románico, pero también hubo otras, paleocristianas, bizantinas, prerrománicas e, incluso, islámicas. Cronológicamente el Románico alcanza su plenitud en los siglos XI y XII.

La decadencia de la Iglesia Católica de la etapa anterior se vio detenida, cobrando nueva fuerza la institución del Papado y renaciendo la vida monástica. Y en ello, tuvo un papel importante el arte, pues su principal temática fue la difusión del mensaje religioso.

Iglesia de San Miguel en Foro, Lucca

La arquitectónica es fundamental en el Románico (sobre todo en las iglesias), supeditándose a ella la escultura y la pintura. En ella se generalizan las plantas de cruz latina y podríamos decir que casi todos los elementos (muros de sillares, columnas y pilares, arcos de medio punto, bóvedas de medio cañón y de aristas) pueden encontrarse en los estilos precedentes.

Las características más destacables (vamos a nombrar algunas rápidamente, pero si necesitáis más información, creo que hay que ir a un lugar o libro más especializado, porque románico, prerrománico, paleocristiano… todos estos estilos, pueden llegar a confundirnos, porque se parecen bastante en sus formas y, si no estamos familiarizados, puede ser complicado diferenciarlos). En fin, vamos a ver algunas características de la arquitectura Románica.

  • En las naves laterales de las iglesias suelen haber bóvedas de aristas formadas por dos bóvedas de medio cañón que se cruzan perpendicularmente. Las tribunas, galerías altas sobre las naves laterales, son frecuentes en las iglesias de peregrinación con la finalidad de aumentar su capacidad.
  • Los ábsides y absidiolas se cubren con bóvedas de cuarto de esfera.
  • En el espacio central del crucero suele disponerse una cúpula, sobre trompas si su base es octogonal o sobre pechinas si es circular.
  • Las portadas generalmente quedan formadas por una serie de arcos concéntricos que van disminuyendo progresivamente de tamaño conforme se introducen en el muro, las arquivoltas.
  • El acceso, propiamente dicho, suele ser adintelado, dando lugar así al tímpano, espacio comprendido entre el dintel y el arco, que es uno de los lugares preferidos para situar la decoración escultórica.

Los primeros edificios se construyen en Cataluña ya en la primera mitad del siglo XI (San Martín de Canigó, San Miguel de Cuixá, San Pedro de Roda, Santa María de Ripoll); y, posteriormente, desde mediados hasta finales del siglo XI, se irá extendiendo a lo largo del Camino de Santiago: Aragón (Catedral de Jaca), Navarra (San Pedro de Leyre, Iglesia-castillo de Loarre), Castilla (Santo Domingo de Silos), León (San Isidoro de León, San Martín de Frómista) y la propia Catedral de Santiago de Compostela, que podríamos decir, que es la meta de los peregrinos, siendo la culminación del Románico español y europeo.

Catedral de Santiago de Compostela

Las obras de esta iglesia se iniciaron en 1075 por el Obispo Diego Peláez y terminaron en 1105, siendo consagrada por el Arzobispo Diego Gelmírez. Encontramos el esquema de iglesia de peregrinación visto en las características generales (planta de cruz latina con girola y absidiolas, de tres naves, la central de medio cañón con arcos fajones y las laterales con bóvedas de arista, tribuna, etc.), por influencia francesa. También encontramos influencias musulmanas en la tendencia a la herradura y los lóbulos decorativos de algunos arcos, en la Capilla Mayor y la Fachada de las Platerías.

A finales del siglo XI se había extendido la idea de que todas las personas, todos los oficios y hasta los propios reinos tenían sus santos protectores, de esta manera, se veneraban reliquias  y esto atraía a numerosos viajeros y peregrinos. Pasó en Jerusalén, en Roma, y en Santiago de Compostela, a principios del siglo IX se creyó haber encontrado el sepulcro del apóstol Santiago, el más venerado de la Península y muy pronto, alentados por los reyes y por la Iglesia, llegaron a Compostela peregrinos de toda Europa, atraídos tanto por el espíritu religioso, o la necesidad de cumplir una promesa, como por el deseo de aventuras y la esperanza de encontrar fortuna.

San Clemente de Taull

La pintura románica continúa el estilo y características de la pintura bizantina, siendo esencialmente mural al fresco sobre paredes y bóvedas, de temas religiosos, por supuesto.

En España sobresalen las pinturas de San Clemente de Tahull, de principios del siglo XII. Perteneciente al conjunto de la decoración mural de la iglesia de San Clemente de Tahull en el Valle de Bohí (en Cataliña). En esta zona se encuentra la mayor concentración de arte románico de toda europa, con una iglesia por cada 25 km2. Actualmente, se expone en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

También podemos destacar el Panteón de Reyes de San Isidro de León, denominado la “Capilla Sixtina” de la pintura románica. Es de principios del siglo XII, y consiste en seis bóvedas decoradas con pinturas al temple de clara tendencia narrativa.

Relieve representando la duda de Santo Tomás. Monasterio de Silos

La escultura románica está profundamente ligada a la religión, como, prácticamente, toda expresión artística del momento.

Está subordinada a la arquitectura y sirven para crear una determinada atmósfera en las iglesias. Su espacio y talla, depende de la propia arquitectura, adaptándose a la superficie a cubrir. Se concentran principalmente en capiteles y fachadas y como deben adaptarse al espacio, pues podemos observar figuras plegadas, retorcidas o reducidas, según la función del espacio que ocuparan.

En cuanto a los materiales, suelen estar realizadas en piedra caliza, granito o mármol, pero también en madera o marfil. Son relieves planos de escenas con escasa complejidad. La figura humana es esquematizada, espiritualizada, y estática. Aunque a finales del siglo XII va evolucionando hacia el naturalismo y  podemos encontrarnos con figuras mucho más expresivas que van perdiendo su rigidez.

ARTE GÓTICO

Durante el Gótico que abarcaría desde el Siglo XII al Siglo XIV se va a producir una evolución del pensamiento; una tendencia que deja de obsesionarse sólo por Dios y descubre al “hombre” y a la “naturaleza” que le rodea. O sea, el arte gira en torno a la naturaleza, con lo que se hace “naturalista”, se produce el despertar del “humanismo”.

En primero de historia del arte, nos dicen que fue importante en el triunfo del humanismo y el naturalismo:

  • La vuelta a la filosofía aristotélica, gracias a la obra de Santo Tomás de Aquino.
  • También importante, la Orden del Císter, que tras la reforma de San Bernardo, que será decisiva en la difusión del Gótico, se regula desde el principio la arquitectura de sus templos.
  • Otro factor importante fue el desarrollo de las ciudades, que se convierten en foco de atracción de la población rural y dan lugar a una nueva estructura social gracias a la expansión de los artesanos y comerciantes, que permitieron el triunfo de la burguesía, cuyas nuevas formas y estilo de vida repercutieron en un arte más rico y decorado.
  • Por último destacar el papel de la catedral, edificio más representativo de la arquitectura gótica, núcleo principal de la ciudad y centro de la vida medieval. Son arquitecturas enormes que se construyen durante largos períodos de tiempo.

Las dos obsesiones de los nuevos constructores son:

  • La verticalidad, la elevación, la gran altura e increíble esbeltez que simboliza el deseo de ascensión hacia Dios.
  • Por otra parte, la luminosidad. Con las innovaciones arquitectónicas del Gótico el muro pierde su papel estructural, siendo sustituido por las vidrieras, ya que el nuevo sistema constructivo concentra los empujes en puntos concretos, transformando los muros en cubrimientos exteriores, no en soportes.
Catedral de Milán, Italia

La catedral, como base de la Arquitectura Gótica, como he comentado al principio, preside las ciudades, contrastando claramente con la iglesia rural o los monasterios del Románico.

Esta se compone de:

  • planta de tres o cinco naves, principalmente.
  • El crucero sobresale poco y está más centrado que en la catedrales románicas.
  • En la cabecera debemos distinguir entre el presbiterio y el coro, la girola, que ahora puede ser doble, y las capillas radiales, generalmente poligonales.
  • En los elementos del Alzado destaca la gran altura de las naves, sobre todo la central.
  • El triforio sustituye a las verdaderas tribunas de las grandes iglesias de peregrinación románicas. Estrecha galería, abierta primero solamente al exterior y pronto lo hará también al exterior con vidrieras.
  • El claristorio es un tercer cuerpo recubierto de grandes ventanales con vidrieras, subrayando junto con el triforio la obsesión gótica por la luminosidad.
  • Las torres, ahora de elevación desmesurada, se dividen en varios cuerpos y culminadas por un remate agudo y calado con tracería gótica llamado chapitel o aguja.
  • El arco y la bóveda condicionan el resto de la obra en la arquitectura gótica.
    • El arco apuntado u ojival: Con menor empuje lateral que el de medio punto, generalmente aparece decorado con tracería calada en los vanos.
    • La bóveda de crucería, de nervios u ojival. Es un elemento principal del estilo, el que revoluciona la arquitectura y permitirá construir a alturas considerables.
  • Y bueno, tenemos también el Pilar baquetonado. Se trata de un pilar cuyos elementos se complican al multiplicarse los nervios de las bóvedas, ya que son su continuación. Son por tanto semicolumnas muy estrechas, llamadas baquetones, y están adosadas al pilar.

(Bueno, estas son las principales características, pero igualmente que he dicho sobre la arquitectura Románica, en este caso ocurre exactamente igual, es un tema complejo en el que si necesitas más información, te recomiendo acudir, lógicamente, a libros especializados. Bueno, digo en qué consisten 4 elementos fundamentales, para tener un poco más de información y continuamos con el tema de la decoración que es importante).

Las bóvedas de crucería son aquellas que las conforman bóvedas entrecruzadas, que a su vez, son atravesadas por arcos ojivales o de terminación en punta.

Y qué son los arcos ojivales, pues los que terminan en punta, normalmente de ventanales y puertas, con lo que dan una mayor sensación de altura. A veces este ornamento se repetía de manera decreciente hacia su interior, o sea, hacia los límites de la puerta o la ventana.

Lo otro muy característico son las vidrieras, que se refiere a extensas paredes de cristal, de diferentes colores e imágenes religiosas, que lo que hicieron fue darle mayor importancia a la luz, consiguiendo una experiencia emocional y expresionista que reforzaba el concepto de teocentrismo.

Y claro, por último os diré en qué consistían los arcos arbotantes, algo también muy característico, ya que son los medios arcos construidos en la parte externa de la edificación y que fue lo que hizo que esos edificios, por una parte, pudieran despojarse del muro e introducir las vidrieras, y por otra, le dio la posibilidad de estiramiento, de crecimiento. Por eso, las catedrales góticas son tan esbeltas.

Vamos a continuar, porque nos queda el tema de la decoración que es otra parte importante de lo que llama la atención de este estilo, por sus formas y recargamiento ornamental, las grandes vidrieras como hemos dicho, la escultura y el relieve, que aunque adquieren cierto valor en sí misma, sigue estando al servicio de la arquitectura, adornándola, o sea, que complementan la arquitectura como decoración, sobre todo en los tímpanos, arquivoltas, jambas, y parteluz en las portadas de catedrales e iglesias. Es decir, la parte de la fachada principal, o de las fachadas donde hubiera entradas.

Puerta Asunción Catedral de Sevilla

Los temas de figuras de santos, vegetales y animalísticos, que ornamentan capiteles, frisos o arquivoltas ahora poseen un fuerte naturalismo aunque siguen representándose seres fantásticos y bestias monstruosas.

Catedrales del gótico, tenemos  la Catedral de Notre-Dame de París (1163- 1250), y por ejemplo, catedrales españolas La Catedral de Toledo, (iniciada en el siglo XIII aunque las obras duraron hasta el XV), una de las más grandes de España. Tenemos también La Catedral de Burgos, ya del siglo XV, más homogénea por su rápida construcción. La Catedral de León, ésta, por lo que he leído, parece ser la que está más cerca del estilo gótico francés. Y por último nombraré La Catedral de Palma de Mallorca, (siglo XIV) de enormes proporciones en el que predominan las líneas verticales por la abundancia de contrafuertes y su escasa separación. Es la segunda más alta de Europa y una de las más anchas. De tres naves con capillas entre los estribos.

Matrimonio Arnolfini de Jan Van Eyck

La pintura Gótica fue reconocida como tal a partir del siglo XIV. Y bueno, en un principio, se continuaba con esa narración de escenas religiosas o bíblicas. Y, normalmente, se empleaban para decorar las imponentes construcciones arquitectónicas.

Entre sus principales características destaca la técnica de murales en fresco, la pintura sobre tabla al temple y al óleo. (Que ya en un programa anterior dijimos que es el momento en el que la pintura pasa de revoco a lienzo). En la pintura, se juega más con la luz, que coge protagonismo y eso hace que se comience a dar sensación de volumen y realismo. Y también es el inicio de un estudio más concreto de la perspectiva.


Representativa es La Escuela Italiana de Florencia (Siglo XIII) donde podríamos decir que puede ser la precursora de las innovaciones que cambiarán la marcha de la pintura occidental en el Renacimiento.

Giotto es el gran iniciador del espacio tridimensional en la Pintura Europea. En sus obras , que se caracterizan por la evidente observación de la naturaleza, las planas y simbólicas figuras del Arte Bizantino dan paso a otras modeladas e individualizadas en perspectiva, además adoptó el lenguaje visual de escultores al darle volumen y peso a sus figuras. Por ejemplo, “La Virgen en el Trono”, obra en la que la composición y el fondo dorado hacen pensar en una concepción gótica de origen bizantino, pero el naturalismo y la monumentalidad de la Virgen nos muestran el personalísimo sello de Giotto.

Otro ejemplo podrían ser los frescos sobre la vida de San Francisco en la iglesia de Asís: plenamente naturalistas, donde las figuras cobran volumen y las escenas con pasajes de la vida del santo, se observan en perspectiva, disponiéndose en profundidad en diversos planos.

Giovanni del Biondo, (también italiano) Lukas Moser (Alemán), Michael Pacher (Austriaco). En España tenemos a Miguel Alcañiz, Fernando Gallego… pero nos vamos a quedar con una de las figuras más representativas de la pintura gótica; Jan Van Eyck.

Pero esto, será en el siguiente blog. Un saludo.

Jorge Barroso «Bifu»

Formato Audio: https://www.ivoox.com/2×2-historia-del-arte-9-romanico-gotico-audios-mp3_rf_75374336_1.html

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: