ESTHER BEJARANO (De la Banda de Música de Auschwitz a Artista por la Paz)

El pasado mes de julio, concretamente el día 10, murió Esther Bejarano La rapera franco-alemana de 92 años superviviente del campo de concentración de Auschwitz.

Conocí la figura de esta señora, hace un par de años, un día que fui a un festival de música creado y en apoyo a personas refugiadas que se celebraba en un club de Hamburgo.

Llegó el momento del grupo Microfhone Mafia, y salieron al escenario unos chicos, con pinta de raperos, acompañando, cogiendo del brazo a una señora que apenas podía caminar (Claro, en aquel entonces Esther Bejarano tenía 90 años). Y allí, ella dio paso a que se iniciara la base musical y comenzó a rapear.

El público estalló en una rotunda ovación, por su puesto por su hazaña, pero también por lo elocuente y contundente de sus letras.

“Tuve mucha suerte de que una noche la Sra. Tschaikowska, una profesora de música polaca, buscara mujeres que pudieran tocar un instrumento en el bloque donde me alojé. Las SS le ordenaron que creara una orquesta de chicas. Yo dije que podía tocar el piano. Aquí no tenemos piano, dijo la Sra. Tschaikowska. Si puedes tocar el acordeón, te pondré a prueba. Nunca antes había tenido un acordeón en la mano. Pero tenía que intentar tocarlo para evitar tener que arrastrar piedras. Así que me ordenó que tocara la canción alemana “Mit Frauen hast du Glück“ (Tienes suerte con las mujeres), de Bel Ami. Por suerte, sabía ese tema con el piano, les pedí que tuvieran paciencia durante unos minutos… Fue como un milagro. Incluso toqué el hit con acompañamiento de acordes y fui aceptada en la orquesta. Eso me salvo la vida”.

Esther Bejarano nació el 15 de diciembre de 1924 en Saarlouis, territorio al suroeste de Alemania, ocupado en aquella época por Francia desde el final de la Primera Guerra Mundial.

Fue registrada con el nombre de Esther Löwy, hija de un cantante Rudolf Loewy y de la profesora de Turingia Margarete Loewy. Ellos impartían clases en una escuela de la comunidad judía. Él fue quien la animó a interesarse por la música.

En 1934 comenzaron los primeros incidentes antisemitas en la zona del Sarre.

Esther Bejarano

El padre de Esther Bejarano es un claro ejemplo de la incongruencia del Reich de la época, ya que él se veía a sí mismo como un patriota e incluso sirvió como soldado en la Primera Guerra Mundial consiguiendo la Cruz de Hierro. (Reconocimiento que se concedía a militares que habían conseguido en la guerra alguna azaña. El mismo Hitler tenía una). Sin embargo, años después, era perseguido por el mismo país que había defendido.

En 1937 emigraron los dos hermanos mayores: su hermano a los Estados Unidos, la hermana mayor a Palestina. Un año después, su segunda hermana también fue a un campo preparatorio para la emigración a Palestina. Esther Bejarano se quedó sola con sus padres.

Viendo como sucedian las cosas, su padre perdió toda esperanza de que la situación volviera a la normalidad e intentó preparar una partida rápida, pero les fue imposible. Incluso fue detenido para llevarlo al Campo de Concentración de Dachau. Aunque 3 días después lo pusieron el libertad porque lo consideraban medio judio.

Y esto es muy curioso, lo consideraban medio Judío, porque impartia clases en una escuela judía, o porque parte de su familia era judía. Pero, en fin, creo que no es necesario hablar de todas las incongruencias de la guerra, de su estupidez y decisiones injustas e injustificadas.

Bueno, el caso es que comenzó la guerra y en 1941 Bejarano, a la edad de 15 años, intentó emigrar a Palestina, pero no lo consiguió. La SS arrestó a todo el profesorado y el alumnado de la escuela donde su padre impartía clases y fueros trasladados a un campo de concentración de Berlín.

Finalmente, sus padres fueron asesinados por los Nazis en Kovno en noviembre del 41 y su hermana en Auschwitz en diciembre del 42.

“Al principio no sabía cómo murieron mis padres; Solo me enteré más tarde. Encontré sus nombres en un libro que enumeraba los transportes de Wroclaw a Kovno. Los nazis registraron burocráticamente sus crímenes. Y cuando me doy cuenta de que mis padres tuvieron que desnudarse en un bosque, que estaban alineados con otras víctimas, luego simplemente dispararon y luego cayeron en una zanja, eso es lo peor y mucho más horrible para mí que cualquier cosa que haya experimentado en Auschwitz “.

En abril de 1943 fue deportada a Auschwitz con el número de prisionera 41948. Ese número, se lo habían tatuado en su piel. Años más tarde, en 1980 decidió borrar ese tatuaje.

Fue una etapa dura, donde tuvo que cargar con piedras, bueno, en realidad, como muchas personas, estuvo realizando trabajos forzosos.

Pero aprovechaba algunos momentos de tranquilidad para interpretarle a ancianos de su bloque, canciones de Schubert, Mozart o Bach. Fue por ello que estos ancianos sugirieron su nombre para que formara parte de la Orquesta de Mujeres de Auschwitz. Y esto, podríamos decir, que le salvo la vida.

Banda de Música de Austwistz

Como he citado, al principio de este texto, por suerte Bejarano tocaba el piano, y aunque no tenían ese instrumento en el campo de concentración, sí tenían un acordeón y, con un poco de suerte y al ser un instrumento relativamente parecido al piano, pudo ingresar en la orquesta con su directora Sofia Czajkowska, e interpretó temas junto a otras musicos como Hilde Grünbaum o Sylvia Wagenberg.

Aunque todo esto no facilitaba las cosas. Esther Bejarano contó en una entrevista que “Las SS nos ordenaron estar en la puerta y jugar cuando llegaban nuevos transportes en trenes en los que estaban sentados innumerables judíos de todas partes de Europa, conduciendo por las vías hasta las cámaras de gas y todas esas personas fueron gaseadas. La gente nos saludó con la mano, pensaban que donde se estaba realizando música, no podía ser tan malo. Esa fue la táctica nazi. Querían que toda la gente fuera a la muerte sin luchar. Pero sabíamos adónde iban. Jugamos con lágrimas en los ojos. No podríamos habernos defendido porque los matones de las SS estaban detrás de nosotros con sus rifles”.

Esther Bejarano enfermo de fiebre tifoidea y fue trasladada a la enfermería. Cuando regresó cuatro semanas después, su lugar de acordeonista estaba ocupado. Pudo quedarse en la orquesta como grabadora y poco tiempo después los judíos de „sangre aria“ (un termino, cuanto menos, curioso) fueron trasladados al campo de concentración de Ravensbrück en noviembre de 1943.

Cuando Bejarano estaba en Auschwitz, la Cruz Roja Internacional buscó a los presos bastardos. Debido a que tenía una abuela paterna cristiana, los nazis consideraban a Bejarano una bastarda, una persona de ascendencia mixta judía-aria. Por lo tanto, de acuerdo con la ley nazi, no debería haber sido deportada a un campo de exterminio.

Sus amigos la convencieron de que se presentara ante la Cruz Roja como una bastarda porque le ofrecía la oportunidad de salir de allí. Así Bejarano con 70 mujeres más salió de Auschwitz.

En el campo de concentración de Ravensbrück se le asignó el número de prisionera 23139. Volvió a los trabajos forzados. Después de 2 años fue „arianizada“, es decir, le quitaron la estrella judía y le dieron el triángulo rojo, que marcaba a los presos políticos.

Esther Bejarano se vio obligada a participar en las infames „marchas de la muerte“. Así, en una de estas marchas, lejos del campo de concentración, concretamente entre Karow y Plau am see, consiguió escapar y el 3 de mayo de 1945, fue encontrada y liberada por tropas estadounidenses.

Ya, en el campo de personas desplazadas en Lüneburg, buscó oportunidades para salir de Alemania. El camino los llevó primero a Bergen-Belsen donde también se enteró de que sus padres habían sido asesinados.

No pudo encontrar parientes vivos en Alemania. Junto con amigos, hizo autostop a Frankfurt am Main e investigó la dirección de su hermano, que había luchado en el ejército de los Estados Unidos, estaba herido y en ese momento se encontraba en los Estados Unidos. Su hermana Tosca también había sobrevivido a la guerra y había conseguido llegar a Palestina donde vivía. Entonces decidió irse del país.

Esther partió hacía Palestina a mediados de agosto de 1945. Primero en Marsella consiguió papeles falsificados que le facilitaron el viaje y por fin llegó a Haifa el 15 de septiembre de 1945. Vivió un tiempo con su hermana Tosca.

“Queríamos desarrollar el país junto con los palestinos”, recuerda. “En general, los palestinos nos ayudaron. No solo a nosotros, sino también los primeros judíos que vinieron al país. Queríamos trabajar la tierra juntos. Pero fue diferente con David Ben-Gurion y Golda Meir, (dice, refiriéndose a los líderes sionistas fundadores de Israel). Dieron la vuelta al sionismo y luego los sionistas dijeron ‘nosotros somos los dueños de la tierra’. Esa no era nuestra idea”. Concluyó.

Conoció a Nissim Bejarano con el que se caso el 23 de enero de 1950. La familia se mudo a Ramat ha-Chajal y más tarde a Beer Sheva. Tuvo una hija en el 51 y un hijo en el 52 y a partir de entonces, se enfrentó al desafío de ser ama de casa y madre, ya que su esposo viajaba mucho como camionero.

“Mi esposo y yo no podíamos soportar la política israelí. Fue una catástrofe. La vida fue difícil porque no estábamos de acuerdo con las cosas terribles que se hicieron a los palestinos. Israel luchó contra ellos, echó a los palestinos; no se fueron solos, se vieron obligados a irse. Simplemente no podíamos soportar eso”.

Ella dijo que había sido llamada antisemita por hablar en contra del tratamiento inhumano que Israel inflige a los palestinos. Pero Bejarano no tenía miedo y continuaba elevando su voz, calificando al Gobierno de Israel de “fascista” y diciendo que apoyaba el BDS, el boicot, la desinversión y las sanciones, si eso ayudaba a desafiar la persecución de Israel a los palestinos.

En fin, después de trabajar en varios lugares, comenzó sus estudios de canto en Tel Aviv con Emma Gillis. Pero en 1948 fue reclutada para el servicio militar en Jaffa, durante la Guerra de la Independencia.

“Fui soldado en la guerra por la independencia contra los británicos. (Decía Bejarano). Sentí que estaba justificado pelear”, pero su marido Nissim era pacifista y después de participar en dos guerras ya no quería volver a hacerlo.

Rechazar el servicio militar también fue difícil. “Habría terminado en la cárcel, así que no tuvimos más remedio que irnos” por lo que volvieron al país de su nacimiento.

“Fue muy difícil porque era el país de los perpetradores”. Dijo.

Finalmente, pudo retirarse definitivamente del servicio militar. Trató de unirse a la Asociación de Artistas de Israel, pero debido a su trabajo para el coro de trabajadores, que también cantaba canciones comunistas, se le negó el acceso.

Así que, finalmente, decidieron emigrar, regresando a la República Federal Alemana. Primero en Saarbrücken, después Saarlouis y finalmente Hamburgo.

Trabajó en una lavandería, una discoteca, montó una Boutique y ahí fue cuando comenzó a tener conciencia política y eso le animó a investigar su propia historia y a documentar su vida.

Esther Bejarano

A partir de entonces tiene una larga carrera como activista política llegando a precidir la asociación de perseguidos por el régimen nazi, llegó a ser una de las 200 artistas que actuaron en el concierto celebrado por la paz en el Ruhrstadion de Bochum.

En 1986 Esther Bejarano fundó el Comité de Auschwitz para la República Federal de Alemania, que se reunía todos los sábados en su apartamento. (El comité, todavía existe hoy). Organizaba viajes educativos a campos de concentración, charlas presenciales en escuelas y eventos contra el olvido. El Comité de Auschwitz también publicó su biografía We live anyway: Esther Bejarano. De la orquesta de niñas de Auschwitz a la artista por la paz.

(Pero yo no he encontrado su biografía en español. No estaría de más que alguna editorial española la publicara, la verdad).

En 1987 lanzó el LP canciones de la resistencia. También funda el grupo Coincidence, con canciones del gueto y canciones judías y antifascistas. Bueno, y así varios LPs y discos.

Esther Bejarano

Me gustaría nombraros el trabajo que realizó con el grupo de rap Microfhone Mafia, que fue con quien tuve la suerte de verla actuar en Hamburgo. Con este grupo de Colonia, sacó dos álbumes „Per la Vita“ y „La Vita Continua“ con los que realizó más de 170 conciertos (esto hablamos de que ya esta mujer tenía unos 80 años largos). Uno de estos conciertos, se realizó en Cuba, y esta documentado y recogido en un libro ilustrado.

En 2015 formó parte de la serie de Spiegel Los últimos testigos , que documentó conversaciones con sobrevivientes de Auschwitz.

Y en junio de 2018, la obra de teatro musical The Children of the dead city,  fue lanzada como una obra musical y una obra sonora para radio; Basándose en su propia biografía como miembro de la Orquesta de Auschwitz. Esther Bejarano asumió el papel de pianista y oradora. El objetivo del proyecto era entender que es bueno realizar actuaciones en las escuelas con el fin de ofrecer enfoques didácticos alternativos a través de la música en el sentido de una cultura del recuerdo.

Esta señora recibió la Medalla Biermann Rajten en Hamburgo, y bueno, qué decir más; participó en infinidad de manifestaciones, defensora de la declaración de Berlin, fomentando una politica distinta para Palestina, ha realizado infinidad de conferencias a favor de los refugiados de Lampedusa.

Dijo: „las acciones policiales conta los africanos refugiados, son una vergüenza para la ciudad. Los controles de identidad a los que estan sometidos estos refugiados son tan inhumanos e inaceptables como toda la política europea de asilo“.

Esther Bejarano, murió el 10 de julio de 2021 a la edad de 94 años.

“No tienes la culpa de vivir este tiempo. Pero eres culpable de no querer saber nada de esta época. Tienes que saber todo lo que pasó en ese entonces. Y por qué sucedió”. Esther Bejarano.

Jorge Barroso “Bifu”

Formato Audio: https://www.ivoox.com/2×1-esther-bejarano-de-banda-musica-audios-mp3_rf_75037055_1.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: