HISTORIA DEL ARTE 6: ARTE CLÁSICO 2 (Roma)

Hoy nos vamos a adentrar en esta segunda etapa dedicada al arte clásico. Si ya hablamos en el texto 1×33 Arte Clásico 1 (Grecia), ahora nos vamos a centrar en su otro gran imperio. Uno que construyó su arte en base a la utilidad y que por ello sus mayores logros y exponentes se encuentran sobre todo en la arquitectura civil, a la que denominan “Edilicia” por venir de la palabra Edil, que quiere decir; municipal. Aunque, lógicamente, su escultura también es digna de nombrar. Y el mosaico, algo que englobamos en la pintura, pero que casi tiene que ver con la artesanía, con la manualidad.

Como en su coetáneo, el arte griego, existe una pretenciosidad de lo colosal, del arte perdurable y que podemos contemplar en sus muchos restos hallados por toda Europa, oriente medio, y toda la costa mediterránea, África… No hablamos de otro que el Imperio Romano.

Quizá, para ponernos en contexto, lo primero que debemos saber, como normalmente ocurre cuando queremos entender la historia del arte, es que también debemos saber su historia propiamente dicha; la sociedad, las órdenes de gobernanza, religión… Así que vamos a empezar por dividir el periodo de la civilización romana en tres. Puesto que fueron tres sus sistemas de gobiernos; Monarquía, república e imperio.

La monarquía comienza desde su inicio, en el año 753 a.C. e irá hasta el 510 a.C. Cuenta la leyenda, que fue una ciudad fundada por Rómulo y Remo. (Estos dos personajes característicos, representados amamantando de una loba. Que esto también lo cuenta la leyenda). Posiblemente todo este periodo, del que poco se sabe, esté envuelto en un velo ambiguo, entre la realidad y la ficción.

Rómulo y Remo Amamantados por una Loba

Cuentan que en el mismo acto de la fundación de Roma, Rómulo, mató a su hermano Remo. Y esto será una constante en la historia de Roma; los asesinatos de magistrados y emperadores, por las luchas de poderes.

Sea como fuere, la ciudad va creciendo y cogiendo influencias de las civilizaciones etruscas y griegas.

El Sistema Republicano, o sea, la República (que en latín significa literalmente Cosa Pública), comienza en el año 510 a.C. Cuando fue expulsado el último rey etrusco Tarquinio el Soberbio.

Las instituciones básicas que formaban parte de este tipo de gobierno, eran las asambleas, los magistrados y el senado.

Las asambleas estaban integradas por el pueblo romano y tenían como función, nombrar los magistrados y aprobar las leyes.

Los magistrados, eran nombrados por el pueblo y en cada cargo ponían a dos personas para evitar la tiranía. De los cargos más importantes, encontramos los cónsules, que eran magistrados que dirigían el ejército y el poder ejecutivo.

Por último, nos encontramos con el senado, que estaba formado por exmagistrados y que, normalmente, eran personas de cierta edad.

Mapa República Romana

En todo este tiempo que duró la república, Roma se expande exponencialmente por toda la península Itálica y el mar mediterráneo (lo conocían como Mare Nostrum y  mediterráneo significa mitad de la tierra). Por su gran organización política y las legiones romanas, consiguen dominar todo el resto de la península, pero llega un momento en el que, queriendo seguir con las conquistas, se encuentran en el norte de África con el pueblo Cartaginense y éste hace que entren en tres guerras consecutivas, llamadas las Guerras Púnicas. Finalmente, el ejército romano vence al cartaginés y, podríamos decir, que es aquí donde comienza el periodo del Imperio, propiamente dicho.

El Imperio abarca desde el año 27 a.C. al 476 d.C. Todo esto nace de un intento de Julio Cesar por reconvertir Roma en un estado monárquico. Cesar es asesinado y esto hace que estalle una guerra civil en el año 44 a.C. Su sobrino nieto, Cayo Octavio (más tarde Augusto) coge el poder absoluto, vence en la guerra civil y lleva a cabo la idea de su tío abuelo, no sin antes asegurarse plenamente de que él sería el rey del principado. (Bueno, nosotros lo denominamos como emperador).

En toda esta etapa del imperio, las instituciones siguen existiendo pero carentes de poder. Se crea una monarquía hereditaria, así, se van sucediendo una y otra vez las dinastías y emperadores.

Roma se comienza a cristianizar, y continúan con sus construcciones arquitectónicas y obras artísticas de enorme calidad.

En el año 476, Odoacro, un caudillo bárbaro, destituyó al joven emperador Rómulo Augusto y asumió el gobierno de Italia. Los visigodos saquean todo lo que pueden de Roma y crean una conmoción general al pueblo. Quizá, sea aquí, donde podemos dar por finalizada la etapa del Imperio Romano.

Vamos a pasar al arte Romano, que en realidad, hay mucho que contar y muy interesante.

El Arte Romano se inicia en íntima conexión con el Arte Etrusco (Que era un pueblo de la Antigüedad, asentado en la toscana italiana) y las colonias griegas de la Magna Grecia (Que estuvieron al sur de Italia). Podríamos decir que el Arte Romano es un claro heredero de estas dos expresiones artísticas y es el resultado de la mezcla de diferentes órdenes griegos, la utilidad del arco y la bóveda etrusca, la estética de la belleza… Cogen lo más interesante de cada cultura y la hacen suya. Este periodo abarca desde el Siglo III a.C. hasta el Siglo V d.C.

Una cosa fundamental en el Arte Romano, es su arquitectura. Y vamos a comenzar por aquí. El espíritu práctico del pueblo romano le hace entrar en un concepto de obras arquitectónicas útiles. Además, debían tener grandiosidad, orden y permanencia, que eran cuestiones que regían la política romana. A esta arquitectura, se la conoce como “Edilicia” que viene de la palabra Edil, que significa municipal.

Foro Romano

Vamos a ver los elementos y construcciones más características de la arquitectura romana:

El Foro. Un elemento característico de esta cultura eran los foros. Roma tenía dos grandes avenidas principales y el foro se situaba donde confluían éstas. Era donde se realizaban los edificios importantes, como la Curia, los principales templos, las basílicas, las termas, los arcos del triunfo… Era donde se realizaban las reuniones políticas, administrativas… y como cada emperador quería uno, en Roma, podemos ver hasta cuatro foros en un mismo complejo; el foro de César, el de Augusto, el de Nerva y el de Trajano.

Como edificios públicos tenemos hasta siete elementos importantes:

  • La Curia: era el lugar donde se reunía el senado.
  • El Templo Romano. En él, cogen el modelo etrusco, sin embargo utilizan los órdenes griegos. Como templos importantes están el Templo de la Fortuna Viril, la Casa Cuadrada… pero nos vamos a detener un instante para hablar del templo, desde mi punto de vista, más singular e impresionante; El Panteón de Agripa.

Es singular por su planta redonda y su gran cúpula que crea un nuevo concepto de espacio diáfano. En este caso, no se uso como lugar funerario, sino que era un templo dedicado a todos los dioses. (Aunque ahora sí que están enterrados antiguos reyes de Roma e incluso, el pintor renacentista Rafael).

Se realizó en el año 27 a.C. por Agripa. Sufrió un incendio en el año 80 d.C. y éste fue restaurado por Adriano, manteniendo en su entrada la inscripción de Agripa.

Está realizado en hormigón y ladrillo y cubierto su interior por placas de mármol. Sobre el entablamento se sitúa la cúpula de media naranja de 43 metros de diámetro y en su zona más alta tiene un hueco de 9 metros de diámetro que deja pasar la luz. Este hueco está bordeado en bronce.

Este magnífico edificio, está precedido por un pórtico octástilo (que como vimos en el programa anterior, quiere decir que tiene ocho columnas), estas son de orden corintio y las acompañan otra fila de columnas detrás.

  • Otro elemento público importante son las Basílicas. Este lugar se usaba para transacciones mercantiles, o sea, comercio y también los litigios, las disputas… Pues allí se arreglaban, en las Basílicas. Normalmente eran como tres naves cubiertas por bóvedas y es de donde cogen el modelo los cristianos para sus templos en el futuro. Una basílica  importante, podría ser, por ejemplo, la Basílica de Majencio.
  • Llegamos a las termas. Elemento igualmente importante para el pueblo romano. Las termas o los baños, desempeñaron una función especial en la vida social romana, no solo como balnearios, sino además, como lugares de reunión y recreo, con lo que, a veces, cogieron unas dimensiones enormes. Tenían lugar para cambiarse de ropa, baños fríos, templados, calientes y muchas otras dependencias, como gimnasio, zonas de masajes, biblioteca y espacios abiertos de paseo.

Una de las más conocidas era las Termas de Caracalla, que tenían capacidad para más de mil personas. Todo lujosamente decorado con mosaicos en el suelo, mármoles, esculturas… (Aunque Caracalla, por lo visto, fue un emperador bastante ruin).

Panteón de Agripa

Vamos a seguir recorriendo Roma y nos vamos a encontrar con los edificios destinados al espectáculo; el Teatro, el Anfiteatro y el Circo.

El teatro romano, deriva directamente del griego, aunque con algunas diferencias. Por ejemplo, no aprovechan el declive del terreno, se construye sobre una estructura completamente abovedada de arcos y bóvedas de ladrillo y hormigón. Ahí estaba el graderío, con espacio escénico monumental y “Orchestra” semicircular. Al ser un espacio de eventos también decoraban el exterior y coge mucha importancia el arco y la columna, ya que en sus huecos intermedios, normalmente colocaban estatuas. Ya en interior había una serie de pasillos que nos llevaban al acceso y vomitorios, que eran pasillos bajo las gradas y estos pasillos llevaban a la cavea. La Cavea era como llamaban a las gradas. Lógicamente, tenían ima cavea, media cavea y summa cavea, que como habéis podido deducir, tiene que ver con los espacios de las gradas que se disponían por clases sociales. Como teatro importante en Roma está el Teatro Marcelo. (En España tenemos dos muy importantes, el teatro de Mérida y el de Segóbriga).

Los anfiteatros, realmente eran dos teatros unidos, con lo que hacían una planta ovalada. Y el ejemplo más monumental es el Coliseo de Roma.

Su construcción se inició con Vespasiano en el 69, lo continuó Tito y parece que fue terminado por Domiciano; es llamado coliseo, por sus proporciones, pero también porque se cree que había una colosal estatua de Nerón en sus proximidades.

Su fachada tiene cuatro alturas, con superposición de órdenes, la primera orden toscano, la segunda en jónico, la tercera corintio y en la parte superior cerrada, hay pilastras de orden compuesto.

Bueno, no sé si lo he dicho, creo que no; los romanos cogieron los órdenes griegos pero sustituyeron el dórico por el toscano e inventaron el orden compuesto.

El anfiteatro fue el más grande construido por el Imperio Romano, con 80 filas de gradas y cabida para 65.000 espectadores. Se tardaron unos 10 años en construirlo y su inauguración fue de 100 días.

Panteón de Agripa

Para terminar con estos edificios públicos, vamos a hablar del circo. Fue un lugar destinado a las carreras de cuadrigas principalmente, pero excepcionalmente, se realizaron otros eventos. Estos lugares alargados de enorme cabida de público igualmente, en sus extremos, colocaban alguna estatua, columnas o monumentos conmemorativos y eran los lugares donde los caballos tenían que girar en las carreras. El más conocido, y que en Roma, aún se puede ver cómo era más o menos todo este compendio, es el Circo Máximo.

Otro apartado importante, los monumentos conmemorativos.Que podríamos destacar dos; los Arcos del Triunfo y Las Columnas Conmemorativas.

Y por último, aparte de los edificios privados, que igualmente son importantes, por el desarrollo de la polis, me gustaría destacar las obras de ingeniería; como son los pantanos y acueductos, los puentes y las calzadas. Aquí, es lógico, subrayar el acueducto de Segovia, como obra magnánima. De los puentes, podríamos nombrar el puente de Mérida, por su extensa longitud. Y bueno, las calzadas, es porque es un invento que facilita el camino de todas las ciudades que enlazarían con Roma. Y por eso mismo se dice que todos los caminos llegan a Roma. Se construyeron más de 400 vías, unos 85.000 km para comunicar la capital con las provincias más alejadas, y todas terminaban en Roma. Uno podía empezar el viaje en un camino romano en el noroeste de África y llegar a roma por una de sus calzadas.

Escultura Ecuestre Marco Aurelio

Las esculturas, disciplina artística, igualmente importante. Ésta derivó de la griega, incluso, como ya sabemos, copiaron literalmente esculturas de Mirón, Policleto, Praxíteles, etc. Pero no debemos pensar que los romanos eran unos meros copistas, hay que reconocer su capacidad de asimilar y desarrollar sus fuentes con maestría, fueron innovadores y especialmente originales en el retrato, parece que no buscaban la idealización de la belleza (como los griegos) y entran en un contexto más real, más dramático y incluso muestran los fallos.

Sólo voy a nombrar una escultura, porque creo que el texto se está alargando mucho. Y nombro ésta porque me parece que tiene una importancia que hasta ahora no se la habíamos dado. Es la escultura ecuestre del emperador Marco Aurelio.

Esta imagen tenía como finalidad mostrar al emperador como un señor de la tierra siempre victorioso y conquistador. Sin embargo, al no llevar armas o armadura, Marco Aurelio parece transmitir más una imagen de paz que de héroe militar, tal y como él se percibía a sí mismo y a su reino.

Y digo que es una escultura importante, porque es la única escultura ecuestre en bronce que nos ha quedado de ese tiempo. Otras civilizaciones, incluso los romanos lo hicieron con los griegos, fundían otras esculturas de bronce, de otras civilizaciones o de otros emperadores, pera hacer otras esculturas o armamento. Así que pocas quedaron.

Villa romana de La Olmeda

Y así vamos a pasar a otra disciplina muy característica del imperio romano; los mosaicos.

Los romanos construían los mosaicos con pequeñas piezas llamadas teselas. Éstas eran, normalmente, de roca calcárea, vidrio o cerámica. El artista las disponía sobre la superficie componiendo un dibujo que después armaba, o las fijaba con cemento.

Fueron muy importantes y muy usados para decorar los espacios arquitectónicos, llegando a decretarse un precio, según los grados de calificación previa. Esto lo hizo el emperador Diocleciano.

En un inicio, lo usaron para decorar paredes y techos y más tarde, cuando se dieron cuenta que las obras no se dañaban, comenzó una moda de utilizarlos en las decoraciones de los suelos. (Esto era algo muy lujoso en la época).

Como obras podemos citar el mosaico figurativo en la Villa romana de La Olmeda. O el de la Villa del Camino de Albalate (Éste se encuentra ahora en el Museo Provincial de Teruel)

Bueno y con esto, vamos a dar fin al texto de hoy. Espero que haya despertado vuestro interés.

Jorge Barroso “Bifu”

Formato Audio: 1×37 HISTORIA DEL ARTE 6. Arte Clásico 2 (Roma) en La Habitación Semihundida en mp3(04/05 a las 08:33:19) 27:29 69487757 – iVooxhttps://www.ivoox.com/1×37-historia-del-arte-6-arte-clasico-2-audios-mp3_rf_69487757_1.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: