Gordon Matta-Clark (El Arquitecto que “destruía” edificios”

La arquitectura es el arte por excelencia útil, con una finalidad muy concreta. Creo que durante un tiempo, por eso ha sido tan poderoso este arte; porque por muy extraño, estéticamente, que haya sido su diseño o que se hayan usado unos materiales u otros en su construcción, la finalidad concreta es que ese edificio construido no se caiga. Es el principal objetivo.

Podemos ver el Museo Guggenhein de Bilbao, que estéticamente es una locura y sobre el diseño, durante un tiempo, hubo mucho debate en Bilbao; si iba a romper con la armonía del casco antiguo, que ¿eso qué era? Otras personas pensaban que le daría carácter al entorno… De hecho, con el tiempo, hemos visto que esto último es lo que ha ocurrido. Ese edificio, ya emblemático, colocó a Bilbao en el mapa mundial.  Te podrá gustar más o menos la estética del edificio, entenderás mejor o peor el concepto tecnológico utilizado en su diseño y construcción, pero lo que todas las personas comprendemos es que el edificio ha cumplido su principal objetivo, y es; que se mantiene en pie.

Por eso pienso que han ganado otros oficios cuando han comenzado a introducir elementos estéticos, conceptuales, en definitiva, valores artísticos, a su fin. Por ejemplo la cocina; otro ejemplo evidente de evolución y de crecimiento al usar valores artísticos en sus elaboraciones o presentaciones, pero con un fin claro; su principal objetivo es que el plato esté bueno, bueno de sabor y que, lógicamente, no sea insalubre. Pero al introducirles estos valores artísticos, la cocina, desde hace ya un tiempo, ha entrado en otra categoría. Hace unos años hubiera sido impensable que un cocinero estuviera en la portada del Times. (No lo digo por nada, simplemente, no tenían relevancia. (Y eso, ahora, ha cambiado de una forma rotunda).

El arte por el arte, es más complicado de entender para otras personas, ya que su fin, durante un tiempo fue la belleza o la estética, cosa que no todo el mundo la entiende por igual. O el entretenimiento, cuestión que, desde mi punto de vista, se ha deteriorado, se ha banalizado, y en consecuencia, hoy día confundimos el acto lúdico mediocre con el arte. Quizá por esto, desde hace ya bastante tiempo, hubo otra vertiente de un arte más intelectual, en muchos casos, más conceptual y al igual que ocurría con la belleza o la estética, esto, no es entendible para todo el mundo. Igualmente, hay que sumar la especulación, el terrible mercado de lo absurdo.

Por ello pienso que ahora nos encontramos con diferentes tipos de artes (si eso puede existir). No todo es arte por igual, hay personas que están más interesadas en un arte más político o controvertido, este que sirve para cuestionar o visibilizar problemas sociales. Más reflexivo, aquel que nos hace pensar sobre diferentes cuestiones, por ejemplo, existencialistas. Hay personas que siguen admirando la estética, o que sólo les interesa el arte clásico. Otras que admiran la depuración de la técnica… pero finalmente todo es arte ¿no? (No lo sé, sólo lo digo porque son las preguntas que yo me hago).

Cada vez estoy más convencido de esta teoría que tengo; el arte lo encontramos en los valores con los que hagamos el trabajo más que en la disciplina. (incluso más que el fin).

Digo esto, porque hoy os voy a hablar del Arquitecto que “destruía” edificios. Y claro, os preguntaréis; ¿pero es esto arquitectura? si el fin de la arquitectura es lo contrario. ¿no? Bueno, digamos que entendemos que es su principal objetivo. Pero qué ocurre cuando utilizamos en esta actividad, en principio, tan clara, la deconstrucción. ¿Cómo se puede deconstruir la arquitectura? Romper, destruir, debilitar ¿son palabras que cuadran en este arte?

Hoy vamos a hablar de un señor que exploró diferentes modos de intervención arquitectónica; Gordon Matta-Clark. Un Neoyorquino que murió en el año 1978, bastante joven, sólo tenía 35 años, pero su obra está más vigente que nunca.

Obra Gordon Matta-Clark

Sus padres eran pintores y emigraron a Estados Unidos debido a la II Guerra Mundial. Como curiosidad os diré que su padre era íntimo amigo de Marcel Duchamp y que esos conceptos artísticos de las vanguardias de principios del siglo XX, pues Matta-Clark, los había visto y sentido desde muy pequeño. Tenía un hermano Mellizo, también artista; John Sebastian (quizá más conocido como Batán).

En el 62 Gordon Matta-Clark viajó a Francia para estudiar Literatura Francesa y ahí fue donde descubrió los filósofos deconstructivistas. Estos fueron los que desarrollaron el concepto de “desvio” o reutilización de elementos artísticos preexistentes en un nuevo conjunto. Finalmente, estos criterios fueron los que llevaron al artista Neoyorquino a contextualizar su trabajo artístico.

Cuando vuelve a Nueva York es cuando estudia arquitectura, aunque nunca ejerció como tal, si esto se puede decir, porque su trabajo así lo demuestra. Aunque él decía que era más deconstructor que arquitecto. Eso sí, os garantizo que sin conocimientos de arquitectura, el trabajo realizado por este señor, sería inviable.

Hacía intervenciones en arquitecturas, que documentaba. Jugaba con las texturas, conceptos espaciales, la deconstrucción la reconvertía en actuación… Usaba títulos donde jugaba con el lenguaje y el mundo físico, al final se convertían casi en un slogan de ideologías, como;

“AN ARK KIT PUNCTURE, ANARCHY TORTURE, AN ARCTIC LECTURE…”

Parece ser que todos estos conceptos vienen de la Manhattan desindustrializada de los años 60, donde existían una gran cantidad de viviendas abandonadas y en ruinas. Matta-Clark aprovecharía esta vivencia para redirigir su obra, integrarla, aprovechando el entorno hostil que vivía.

Splithouse Gordon Matta- Clark (Splitting 1974)

Lo que más se conoce de él, son los Cuttings: Cortes realizados en los edificios que ofrecían nuevos espacios, perspectivas y sobre todo extrañeza, porque claro, cuando vemos una imagen de ese tipo, no entendemos del todo bien lo que ocurre. Cuando este señor corta una casa por la mitad, lo que vemos es un edificio que se puede caer, pero no es del todo así; estos cortes o huecos los hacía a mano, con sierra o cincel, milimétricamente estudiados, ya que uno de los fines de su obra era que el artista pudiera intervenir dentro de ese propio espacio.

Al crear otras perspectivas del mismo, entradas de luz, juego de texturas… pues no queda claro si es un arquitecto que construye o destruye. Me parece inquietante ¿no? Una imagen insólita, tanto por fuera como por dentro.

Otra intervención de Matta-Clark es la “Conical Intersect” de 1975. Esto era un edificio que iban a demoler, pero en toda aquella imagen que entendemos como una demolición al uso; andamiajes, redes de protección, cubas de escombros… de momento, en una de las fachadas del edificio, aparece un corte circular enorme, ya no sólo en la fachada, sino en algunas paredes interiores… Es increíble, porque se mezcla la estética, lo sorpresivo, lo performático, lo arquitectónico… Para mí, algo que no sabría categorizar muy bien.

“Conical Intersect” de 1975

Compré un libro, el cual os recomiendo, que se titula “Gordon Matta-Clark entrevistas”, (Es barato, vale 15 euros, aunque la edición no es muy buena, la verdad, pero su contenido es maravilloso. El propio Matta-Clark hablando de su obra). De hecho él dice que su trabajo ha consistido “en una serie de acciones exteriores con una orientación tanto escultórica como performativa”. También nos habla de “implicaciones arquitectónicas”. Y nos dice que “Es una experiencia muy física. Cuando nos ves quitar una esquina de un edificio hay resoplidos, escalada y pequeñas acrobacias. Además, pasamos semanas enteras con herramientas en las manos, como una extensión de nuestro propio cuerpo. Es como una performance con casco de obra, produciendo una brutalidad de línea clara”.

La Crítica de Arte Gloria Moure, que fue comisaria de la exposición de Matta-Clark en el Museo Reina Sofía en 2006 y que ha realizado estudios sobre el artista, como el libro “Gordon Matta-Clark. Obras y Escritos”, que, por cierto, he intentado conseguirlo y de momento está agotado, a ver si puedo conseguirlo de segunda mano o lo reeditan. Bueno, el caso es, que nos viene a decir que “es un artista que utiliza el espacio en un momento de cambios paradigmáticos en la cultura occidental: hay una generación de artistas que entienden el arte como algo espacial, ya no está en el cuadro bidimensional”.

Food (1972)

Gordon Matta-Clark, también fue quien abrió, junto al colectivo Anarquitecture, en el barrio humilde del SoHo, el restaurante Food (1972), un lugar de encuentro artístico por donde pasaban todos los artistas de la época. Harold Berg nos dice; “recuerdo el ambiente relajado, lo extraño de la comida, de la forma de servirla… Era una experiencia diferente a lo que estaba acostumbrado. Fuera, las calles estaban desiertas”.

Por ahí pasaron artistas como Robert Rauschenberg y Donald Judd, bailarinas como Trisha Brown o músicos como Phillip Glass o John Cage.

Este señor, arquitecto, performance, cuestionador, pero sobre todo artista, (o al menos, ese es mi punto de vista), y que colaboró con artistas escénicos como Trisha Brown o el mismísimo Bob Wilson, murió en 1978 de un cáncer de páncreas a la edad de, tan solo, 35 años.

Aunque un artista que se fue joven, también nos dejó una obra y unos conceptos inmensos. Prácticamente, todos, documentados y recogidos en fotos y trabajos audiovisuales y que si es de vuestro interés, podéis deleitaros buscando más información por internet sobre este interesante y controvertido artista.

Sí os diré algo más; como concepto de idea artística, esto que hemos hablado otras veces, donde las vanguardias de 1920 nos decían que el arte ya no se encontraba en el objeto, sino en la idea, Matta-Clark realizó una acción muy interesante: se interesó por la idea de entropía, las brechas metafóricas y los espacios residuales y ambiguos y realizó el Fake Estates; un proyecto en el que jugaba con la idea de la propiedad de la tierra y el mito del sueño americano de que todas las personas pueden ser terratenientes, como dueño de la propiedad. Claro, él lo que hace es participar en ese sueño, pero compra 15 propiedades residuales y abandonadas con un coste de entre 25 y 75 dólares. Propiedades, las cuales, no quiere nadie, porque son solares imposibles de usar y por lo tanto, no tienen capacidad para ser construidos y en consecuencia especular con ellos. Así, Matta-Clark, se convierte en un propietario poco efectivo, quedándose con el concepto de la idea de propiedad.

Como me dijo Manuel León (pintor); no todo el mundo puede ser artista. No ha todo el mundo se le ocurre comprar un váter y exponerlo tal cual. Y sobre todo, no en ese momento concreto de la historia. Claro, que si lo expones ahora, no tiene el mismo concepto de ruptura, y por lo tanto, no tiene, ni el mismo impacto, ni la misma repercusión.

Al final, el arte, que es la capacidad creativa del ser humano, la pericia y habilidad de hacer algo, pues creo que no se puede acotar en disciplinas concretas. Lo que fue arte hace unos años, hoy no lo es. Lo que no era, hoy lo es. Igualmente ocurre con los conceptos que van y vienen, pero creo que no pasa con los valores, que han aumentado, algunos valores se han sumado a estos iniciales, pero los primarios no han cambiado. Así que, para mí, Gordon Matta-Clark era un artista, que aprovechaba sus conocimientos arquitectónicos y filosóficos para realizar sus obras.

Pero, no sé, ¿cómo categorizaríais vosotros y vosotras a Gordon Matta-Clark?

Jorge Barroso “Bifu”

AUDIO IVOOX: 1×36 GORDON MATTA-CLARK (El Arquitecto que Destrozaba Edificios) mp3 en La Habitación Semihundida en mp3(26/04 a las 08:43:30) 26:27 69107911 – iVoox

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: