HISTORIA DEL ARTE 3: El Arte Antiguo (Egipto)

Hoy día tenemos la suerte de haber descubierto muchos de los misterios y enigmas que escondía esta etapa de la historia del arte, de la que os hablaré hoy. De este modo se ha podido ordenar de una forma cronológica las dinastías y con ello, comprender mejor su historia.

Como entenderéis, la historia del arte egipcio es amplia. Yo sólo os hablaré de algunos conceptos y elementos, que desde mi punto de vista, son los más significativos. Siempre con la intención de que podamos irnos haciendo una breve idea de la evolución que ha tenido el arte a lo largo de la historia. ¿Para qué? Pues como ya he dicho en otros textos, repasar estos datos, nos puede dar varias salidas; por una parte, que cada uno o cada una de nosotras, pueda esclarecer las bases de una reflexión propia acerca de la compleja tarea de definición del arte. Por otra, quizá nos haga descubrir o redescubrir alguna etapa, algún estilo, o artista, del cual, nos interese realizar un estudio más exhaustivo y esto nos haga indagar un poco más.

¿Si me preguntáis por qué lo hago yo? Pues mi intención es redefinirme sobre cuáles han sido los valores artísticos a lo largo de la historia, sobre todo para encontrar conceptos o fórmulas que me hagan redescubrir o inventar (en el mejor de los casos) nuevas propuestas escénicas. Y como lo hago para mí, pues no me cuesta ningún trabajo compartirlo, por si a alguien le puede interesar.

Hay una historia de Michel Serres, que era filósofo francés, que me parece una reflexión muy bonita para entender lo que hago. A ver, mira, decía, he buscado el texto para leéroslo:

“Si usted tiene un pan y yo tengo un euro, y yo voy y le compro el pan, yo tendré un pan y usted un euro, y verá un equilibrio en ese intercambio. Pero si usted tiene un soneto de Verlaine, o el teorema de Pitágoras, y yo no tengo nada, y usted me los enseña, al final de ese intercambio yo tendré el soneto y el teorema, pero usted los habrá conservado. En el primer caso, hay equilibrio. Eso es mercancía. En el segundo, hay crecimiento. Eso es cultura.”

Por eso, creo que compartir, nos hace ser una sociedad más avanzada. (Y compartir contenido útil, ¿no? No éstas cosas que vemos en las redes que se comparten con una clara intención de crear confusión y/u odio. No entiendo porque se hacen estas cosas, la verdad. Cuando la herramienta de internet puede ser muy interesante y útil. En fin, allá cada cual. Yo espero estar haciendo y participando en algo bonito. Y bueno, una cosa; de todas formas, yo todo lo que digo en estos textos, sí, los he leído de libros o artículos, pero igualmente, luego tengo o expongo mis pensamientos, mis reflexiones, mi forma de verlo o entenderlo, con las cuales no siempre tenéis que estar de acuerdo o incluso puede que yo cometa errores al explicarlo. Con lo que siempre os aconsejo contrarrestar la información.

Por otra parte, estoy seguro que las personas que hayan estudiado historia del arte, o sean expertos o expertas en estos temas, lógicamente, estos textos no les interesarán demasiado. Yo lo hago más, porque creo que los artistas debemos, de nuevo, acercarnos al pueblo, al público en definitiva. Y por eso quiero que las personas sepan un poco sobre arte. Y que el arte no sea una cosa extraña, ambigua, (bueno, que digan, yo no entiendo de esto)… No sé, quiero poner las cosas un poco más sencillas para adentrarnos en este bonito mundo. Dice La Gata verde, una youtuber, que es historiadora del Arte, que saber de Arte te hace más sexy. (No sé, a ver si es verdad).

En fin, vamos a empezar con el tema que hoy nos ocupa, El Arte Antiguo, y en concreto el Arte Egipcio.

El Egipto Antiguo es un inmenso oasis que se extiende a lo largo del Rio Nilo, con una longitud de 2.000 Km (o sea, dos veces la distancia de España de sur a norte, que ya es decir). Pero, a su vez, la franja de tierra fértil es muy estrecha. Pese a su enorme longitud, sólo cubre una superficie de 30.000 km2. A ambos lados de esta línea verde encontramos desierto.

En la actualidad se estudian con mayor empeño los descubrimientos del Egipto prehistórico, porque suponen que aquí se hallaría el eslabón entre la prehistoria y la historia propiamente dicha. Esto se debe a que en el resto del mundo, solo se pueden estudiar estas etapas por estudios geológicos de las capas de terrenos superpuestos.

Bien, siguiendo con su situación geológica, Egipto se divide en dos; el Bajo Egipto, formado por el delta del Nilo y el Alto Egipto formado por la larga y estrecha línea de tierra fértil entre los desiertos.

¿Cómo se formó este modelo territorial?

Digamos que los primitivos egipcios vivían en pequeños clanes independientes, y que poco a poco, estos estados se fueron uniendo en dos grandes principados; el Alto, que se representaba con corona blanca, los antiguos reyes “cañas” y en el Bajo, la corona roja de los reyes “Abeja”.

Parece ser que hubo un primer Faraón que unió ambos reinos hacía el 3.200 años a.C. El Faraón Menes, y así aparece la primera dinastía.

Paleta del Rey Nar – Mer

Quizá el primer objeto más importante, o vamos a decir, clave para el periodo arcaico, es la Paleta del Rey Nar-Mer, pues es el momento en el que aparecen las dos coronas en un objeto. Y dentro de un concepto artístico es donde aparece ya completamente elaborado el sistema representativo del cuerpo humano, tan característico de los egipcios, y que serán fieles a él durante toda su historia.

Antes de comenzar con sus expresiones artísticas más significativas, debemos saber que tras la unificación del Alto y del Bajo Egipto, la evolución del Egipto faraónico se divide en tres periodos: el Imperio Antiguo (2.778 – 2.263 a. C.), que abarca las dinastías III, IV, V y VI; el Imperio Medio (2.065 – 1.788 a. C.), cuyo núcleo fundamental lo forman las dinastías XI y XII, y el Imperio Nuevo, que comienza con la XVIII dinastía y la expulsión de los hicsos (que son los invasores del oriente próximo) en 1.580 a. C., que como he dicho, habían invadido el país en 1.730 a. C.

Bueno, pues ya sabemos que esta etapa se divide en tres. Imperio Antiguo, Imperio Medio e Imperio Nuevo.

Vamos a comenzar con la Pintura:

Aquí llegamos a la curiosidad que os hablé en el audio (texto) del Arte Prehistórico, donde os comenté si pensábamos que esta forma de representar el cuerpo humano se situaba siempre de perfil. Pues bien, ahora vamos a descubrir sus características representativas.

Creemos que están de perfil, pero si nos fijamos bien, entendemos que cabeza y piernas sí están representadas de perfil, pero el torso está dibujado de frete. La curiosidad no termina aquí, si somos más quisquillosos y seguimos analizando el dibujo, veremos que tanto los pechos femeninos como los pezones están de perfil. (Curioso ¿no? Torso de frente, pezones de perfil).

Otra rareza la encontramos en el rostro dibujado de perfil, donde el ojo lo pintan de frente. Y por último, si nos fijamos en los pies, siempre los representan de perfil pero (y esto ya sí que es raro) pintan los dos pies iguales, quiero decir, con el dedo gordo delante. O sea, que si representan el dibujo mirando hacia la izquierda, pintan los dos pies como si fueran el derecho.

Demasiadas curiosidades, para que siempre las pinten igual y esto no tenga un motivo ¿verdad? Se especula que los egipcios intentaban dibujar lo representativo, la forma que daba más información o la que era más estética. Una forma de representar la realidad completamente distinta a la nuestra.

Quizá esto esté estrechamente relacionado con la diferencia de fines que inspiró sus pinturas y bajos relieves.

Pintura Egipcia

Igualmente ocurre con los demás motivos pictóricos: Si representamos una zona de agua y plantas, como podría ser un estanque, buscaríamos un punto de vista que nos diera la perspectiva más relevante de lo que queremos pintar. Pero los egipcios, por ejemplo, los árboles solo podían verlos de lado, o normalmente los veían así, y el agua de un lago, por ejemplo, la veían desde arriba, con lo que cuando pintaban un paisaje entremezclaban las dos perspectivas sin que esto les preocupara. (O sea, el árbol de perfil y el agua desde arriba)

Si dibujaban peces o aves en el agua, siempre lo hacían de perfil, porque entendían que si les daban una perspectiva vista desde arriba, difícilmente podrían reconocerse.

Esto me lleva a pensar que muchos dibujos que realizan los niños y las niñas, aplican los mismos principios.

Pintura Egipcia

Así que podemos deducir que el arte pictórico egipcio, en todo este tiempo, 3.000 o 4.000 años, no pretendía pintar lo que el artista veía, sino lo que entendía como más representativo de lo pintado. Y por esta regla de tres, si lo que pintaban era muy importante, pues simplemente lo hacían más grande, como por ejemplo, si pintaban al faraón y a un súbdito, este último era de una escama bastante inferior en comparación con la que pintaban al faraón.

Esto es un descubrimiento maravilloso para poder deleitarnos con estas pinturas, ya que sabiendo esto, dejamos a un lado nuestros prejuicios sobre perspectivas y nos preocupa menos la verosimilitud. (Además entendemos que existe un método y eso siempre nos posiciona).

A rasgos generales, y para terminar con la pintura, podría deciros que en el mayor de los casos, fue sobre todo simbólica, funeraria y religiosa. Podríamos decir que es un preferente a las pinturas al fresco o al temple. También forma parte de la pintura los bajos relieves (que pueden estar cercanos igualmente a la escultura, pero suelen englobar en la pintura. Al final no deja de ser un dibujo tallado). La mayoría de las obras se adentraban en el ámbito funerario, y aquí describen escenas heroicas de los faraones y/o de ofrendas hacia ellos. En tumbas civiles era más corriente encontrar representaciones más cotidianas como la caza y la pesca. Y esto ha servido para entender esas vidas, pero también la vegetación y animales que existían en aquel entonces en Egipto.

Vamos a pasar a la parte arquitectónica.

En las dos primeras dinastías, sus faraones y realeza, eran enterradas en el subsuelo,

A ver, en esta etapa hablamos mucho del culto funerario, pero es que prácticamente todo lo que se hacía, que le pudiéramos dar un contexto artístico, está basado en esto. O al menos es lo que ha perdurado. Porque es cierto que a menor escala, si que existen motivos decorados de utensilios cotidianos, como bajillas talladas o pintadas, pero quizá tienen menos relevancia. Lo que sí creo que es importante saber, de estos elementos, es que Menes, este primer faraón del que hablamos antes, el que unió ambos reinos y que formó la primera dinastía, es quien fomenta que estos elementos estén decorados. Es él quien impulsa el objeto bello, digámoslo así.

Bueno, a ver, seguimos con la arquitectura; como decía, en las dos primeras dinastías, sus faraones y realeza, eran enterradas en el subsuelo, a diferencia de la tercera dinastía que comienzan a hacerlo en hipogeos elevados. Los hipogeos eran las excavaciones que se hacían bajo tierra para enterrar a los muertos y estas evolucionan y comienzan a realizarlas en el exterior. Cuando ponían una de estas construcciones encima de otra, las llamarón Mastabas.

Con la tercera dinastía se crea una gran trasformación en Egipto y es aquí, donde los y las historiadoras, hablan del llamado Impero Antiguo.

Quizá por un cambio significativo en la religión, donde Ra coge protagonismo frete a Osiris, estas mastabas funerarias se transforman en pirámides. Finalmente, una pirámide no deja de ser una evolución de las mastabas y esto se puede ver en el primer intento de construcción piramidal, como es la conocida pirámide escalonada del Faraón Zoser. También piensan que fue como una especie de prototipo para las Pirámides de Guiza.

Bueno, ¿qué fin tenían las pirámides? Pues tenían varios, por una parte, era un espacio destinado al ámbito funerario. Por otra, se realizaban con esta forma porque se pensaba que la punta piramidal, conectaba directamente con el dios Ra. Y por último, era una manera de confundir, en su laberinto interno, a los saqueadores de tumbas.

Si hablamos de pirámides, debemos nombrar las de Guiza; de los Faraones Keops, Kefren y Micerino. Están situadas en el bajo Egipto y sólo se encuentran en esta área. Cuando la corte se trasladó a Tebas, se construyeron algunas más, pero pronto se adoptó el sistema de excavar las sepulturas en la roca. (Y ahí está el conocido Valle de los Reyes).

Por lo tanto, las Pirámides, no son más que tumbas reales del Antiguo Imperio. (O sea, de la tercera dinastía).

Pirámides de Guiza y Esfinge

Como curiosidad os diré que la mayor de ellas es la de Keops, que ocupa una superficie de 48.000 metros cuadrados y se eleva 146 metros de altitud. Sus enormes piedras, están tan perfectamente colocadas, que no podrías introducir ni la hoja de una navaja entre ellas. Y otra curiosidad es que para sus construcciones, los egipcios ya usaban la proporción del número Pi.

Antes de pasar a la escultura egipcia, me gustaría aclararos que, por ejemplo, el templo de la Esfinge, otra de las construcciones más imponentes y conocidas, se realizó, partiendo ya de una montaña y era una dependencia del sepulcro del faraón, en su morada exterior accesible. (70 metros de longitud y 20 metros de altura).

La zona se ha reconstruido y nos ofrece ver, la estética que podría tener el lugar, con las pirámides al fondo y la ciudad a sus pies.

Claro, que dentro de la arquitectura egipcia son las pirámides los elementos más conocidos, pero de igual manera, los templos son verdaderas maravillas, como el de la Reina Hatshepsut, en Deir el-Bahari. En una zona, junto a una enorme montaña, donde se entremezcla el templo exterior, con fragmentos de estatuas, pórticos y columnas, con el tallado y excavación en la propia roca. Fue construido en la XVIII dinastía.

Cualquiera de los templos que siguen en pie, son dignos de estudio. Pero para terminar con este apartado, os citaré el espectacular templo que edificó Ramsés II (bueno, el no lo hizo, seguro… mandaría a hacerlo, claro). El de Abu-Simbel, en la Baja Nubia. Excavado en el gres de la montaña frente al Nilo. Y podemos ver a cuatro colosos sentados de más de 20 metros de altura que custodian la puerta de entrada. Por desgracia, este tempo, aunque se mantiene, no se encuentra en su lugar de creación, porque al estar cerca del Nilo y la construcción que se hizo posterior de una presa, amenazaba la arquitectura con quedar bajo el agua, así que pieza a pieza, bloque a bloque, se trasladó a otro sitio. Pero no deja de ser una imponente obra maestra.

Templo Ramsés

Entre la arquitectura y la escultura, se encuentran los famosos Colosos de Memnón. Son en realidad dos esculturas de unos 20 metros de altura talladas en un solo bloque de gres. Representan a Amenofis III y subsiste como único vestigio del inmenso templo funerario dedicado a su nombre. Éste se encontraba al oeste de Tebas. Del templo no queda nada, se supone que porque fue construido con ladrillos para que fuera más rápida su construcción.

Ha llegado el momento de entrar en la escultura:

Aunque ya hemos hablado de ella, porque de alguna forma, una parte está estrechamente ligada a la arquitectura.

La escultura egipcia, a grandes rasgos, era bastante elaborada, de un refinamiento sutil y elegante. Se conservan muchas de las últimas dinastías, pero quizá por su antigüedad, una de las más importantes sea la que se encontró en el templo de la pirámide del faraón Micerino. Donde podemos verlo a él de pie, junto a su esposa.

Los materiales usados en el antiguo Egipto son menos duros que los de sus últimas dinastías. Aquí usaban madera, piedra caliza y estaban pintadas y policromadas, mientras que más adelante, se también se usan metales. Es una etapa en la que no intentan embellecer al modelo, sino plasmar la realidad. Y esto cambia un poco en dinastías posteriores, donde se intenta esculpir la belleza.

La escultura egipcia, en general, tenía un fin religioso y  al igual que en la pintura y la arquitectura, el estilo apenas cambia en 3.000 años. Existe una especie de regla, que hemos denominado “ley de frontalidad” y por ello, casi siempre, estas imágenes son representadas de frente y tenían un especial énfasis en la simetría.

Una curiosidad es que se evitan los salientes, pegando los brazos a los cuerpos y también los pies al suelo. Por eso son tan rígidas. En realidad, lo hacían por una cuestión de durabilidad, o sea, para que no se rompieran. Porque todo el arte de esta época, está ligado a la vida después de la muerte.

Escultura Menkaura

Por otra parte, y al igual que en la pintura se puede observar el respeto jerárquico, y esto hacía que las personalidades más importantes, estuvieran esculpidas a mayor escala.

En el imperio medio y nuevo, las expresiones en las esculturas toman más importancia, digamos que las humanizan. Incluso tienen un momento de cambio significativo, con la gobernanza del Faraón Akenatón, de la decimo octava dinastía. Éste era la pareja de Nefertiti, a la que hizo reina consorte. Y conjuntamente, le dan un vuelco inesperado a la religión, creando la primera religión monoteísta, adorando al dios Atón. Y esto hace que toda la expresión artística del momento cambie.

Finalmente, este cambio repentino, dura poco tiempo, ya que los sacerdotes se revelan y finalmente con la llegada del hijo de Akenatón, el faraón quizá más conocido, Tutankamón, la religión vuelve a lo que era antes del reinado de su padre y con ello, los estilos clásicos artísticos. De nuevo las esculturas toman frontalidad y rigidez.

No es que cambie demasiado con Akenaton, eran como con las líneas más curvas, y no buscando la belleza. No sé ni si realmente buscaban lo real. A ver, a lo mejor digo una barbaridad, pero las pinturas y las esculturas de la etapa de Akenatón eran como más caricaturescas.

Akenaton y Nefertiti

En fin, siguiendo con las esculturas, podríamos decir que existen muchas y de muchos tipos, sarcófagos, tumbas, esculturas que precedían las entradas de los templos, las esculturas que se hacían como doble del difunto, para colocarlas en la falsa cámara sepulcral, con el objetivo de engañar a los saqueadores. Pero me gustaría nombrar una, que tuve la suerte de ver, cuando visité la ciudad de Berlín; el Busto de Nefertiti. Y ya que hemos hablado de ella, pues por qué no seguir con su famoso busto.

Es de piedra caliza con estuco pintado, y se cree que fue Tutmose quien lo realizó, allá por el 1.345 a.C. (se cree que fue este artista, porque el busto se encontró en su taller de Armana). Mide unos 48 centímetros de alto y pesa unos 20 Kilos.

La cara es completamente simétrica y casi intacta. Le falta el ojo izquierdo que era, se supone, al igual que el derecho una piedra de cuarzo insertado. También le falta el característico Ureo (la Cobra de la corona). Y tiene rota una oreja. Con todo ello, no deja de ser una obra de arte bella y estilizada, de estilo clásico. Quizá, incluso contradictorio al estilo de arte que se hacía, digamos extravagante, durante su propio reinado.

Se desconoce la función exacta del busto, aunque, incluso  se cree que el busto pudo haber sido el modelo del escultor para ser utilizado como base para otros retratos oficiales, conservados en el taller del artista.

Busto de Nefertiti

Bueno, resumir 4 o 5.000 años de historia artística en 25 minutos que durará más o menos el programa, es complicado, pero como he dicho al principio de este texto, esto solo es una aproximación a esta etapa de la historia del arte.

Un momento enigmático de la historia, pero como ya hemos visto, su arte, como en muchas de las etapas de la historia del arte, fue utilizado, en su mayoría de las veces, para el engrandecimiento del poder y la religión.

Eso no quita que podamos hoy día, estudiarlo, valorarlo, comprenderlo y sobre todo admirarlo y deleitarnos, con esas maravillosas creaciones. Y también, jugar a su entendimiento de la representatividad, que me ha parecido muy interesante. (Y espero que a ti también te lo haya parecido).

Jorge Barroso “Bifu”

FORMATO AUDIO IVOOX: 1×27 HISTORIA DEL ARTE 3: Arte Antiguo (Egipto) en La Habitación Semihundida en mp3(22/02 a las 10:05:39) 33:58 65773416 – iVoox

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: