REPUBLICA DE KUGELMUGEL (y otras micronaciones)

El señor Pepe Mujica dijo que él no quería destruir el capitalismo, pero que a las personas que no estaban de acuerdo, o que no les interesadas esta forma de vida, habría que plantearles una alternativa, ¿no?

Un pensamiento muy lógico y muy sensato. El problema es que ciertos gobiernos (y con ello hablo de partidos políticos) se empeñan en que si queremos proponer, o cambiar las cosas, ha de ser desde dentro del sistema. ¿Pero cómo pueden hacerse estos cambios cuando la justicia está balanceada según los intereses del partido que gobierne?

Muchas personas intentamos mostrar y hacer de nuestro entorno un lugar distinto, una alternativa al tan aterrador e injusto sistema, el mismo en el que en estos momentos se puede ver una gran debilidad. Momentos como estos (estas “eternas crisis”), nos enseñan, nos muestran que siguen existiendo clases o escalas sociales, que si el país funciona, como nos habían enseñado, como una gran empresa, dicha empresa en momentos difíciles, no ha sido, ni es sostenible, no es solvente. (No digo que la pandemia no sea una problemática real, para mí, por supuesto que lo es, pero cuando no existía un problema real, se lo inventaban; crisis de los refugiados, problemática del paro, deuda europea, crisis financiera, apoyo a una guerra, terrorismo, independentismo… Todo va por etapas. Parece que hay una intención de que nunca estemos bien, y si nunca estamos bien, no tenemos tiempo para pensar y dedicar parte de nuestro tiempo a solidarizarnos, a ayudar, a encontrar nuevos sistemas educativos, a ser creativos…).

En fin, no quiero que esto suene a discurso político, solo lo apunto porque creo que sería fantástico que estos momentos hicieran reflexionar a la sociedad, y que esta exigiera un cambio de fórmulas. Volver a la “normalidad”, no es más que seguir con la injusticia, con la subordinación, con una libertad enmascarada, con una democracia enmascarada…

La siguiente obra de la que vamos a hablar, (o llamémosla acción), viene de una persona que cansada de estas cuestiones se construyó una casa y a este espacio lo declaró república independiente de la ciudad donde vivía.

Este señor se llamaba Edwin Lipburger y materializó lo que hoy conocemos como la República de Kugelmugel.

Edwin Lipburger (República de Kugelmugel)

Todo comenzó allá por el 1971 cuando Edwin construyó una casa esférica en la población de Katzelsdorf. Esto tiene muchos conceptos interesantes; primero, una esfera es la forma que ocupa menos espacio al tocar el suelo, y por otra parte, hablamos de una casa que tiene una única fachada, lo que lleva a urbanismo a tener que cambiar la  normativa vigente o aplicarle los cargos de una casa con una única fachada.

Las autoridades no querían concederle los permisos de obras, imagino que por lo singular de la propuesta. Después de varios años de lucha, en el año 82 Edwin llegó a un acuerdo con las autoridades de Viena, que le concedieron 100m2 para asentar la vivienda en Prater. Una vez había trasladado todo el material al nuevo emplazamiento, el ayuntamiento le negó el abastecimiento de agua y luz. Así que cansado de estos trámites en 1984 este espacio se declara independiente, con el nombre de Republica de Kugelmugel. A partir de aquí deja de pagar impuestos al gobierno de Austria y comienza a imprimir sus propios sellos y a dar pasaportes.

Esto, como ya sabemos, es un delito y por ello fue condenado a prisión. Paso unas semanas allí y el presidente de Austria de dio la amnistía.

Entrada República de Kugelmugel

Edwin no paró su obra y siguió realizando acciones en torno a su idea. Por ejemplo, la casa, dentro de la república, estaba ubicada en Antifaschismusplatz 2 (la Plaza del Antifascismo número 2). Esa era su dirección a todos los efectos.

En febrero de 2008, la República de Kugelmugel contaba con 611 ciudadanos documentados, con su propio pasaporte e incluso llegó a tener una embajada en la calle Singerstrasse 20, de la ciudad de Viena.

Edwin Lipburger falleció en 2015, pero no con él su historia y su lucha.

Esta obra arquitectónica hoy día está vallada, pero podemos ver una placa en la que se nombra al artista como Jefe de la Revolución.

Una obra arquitectónica que hizo revisar la normativa vigente. Una obra artística que se convirtió en una acción política y finalmente, en uno de los principales sitios turísticos de la ciudad de Viena, por su historia, pero también por su concepto arquitectónico.

Esta acción, para mí, significa muchas cosas; creatividad en el diseño constructivo, que a su vez, cuestiona la ley, pero no para derrumbarla, sino para exponer el debate, sobre lagunas en las leyes que dejan abierto caminos inexplorados, hechos que se pueden valorar, no como un aprovechamiento individual y lucrativo, sino  para solventar necesidades ciudadanas.

Perseverancia en la idea, de cómo tener algo claro, entender su derecho y aplicarlo a consta de, incluso, ir a la cárcel.

Desarrollo y evolución de la obra, viendo como una obra evoluciona según los inconvenientes, pero también sus virtudes, con nuevas acciones, como los sellos y pasaportes, dirección y embajada… Pero también, y finalmente como obra expositiva.

República de Kugelmugel

Existen otros ejemplos de micronaciones, parece ser que hay unas 650 en todo el mundo. Cada una con su peculiaridad.

No se trata de micro estados como el Vaticano o Mónaco, son territorios no reconocidos por los gobiernos, pero que cuentan con banderas, idiomas, leyes y hasta moneda propia en algunos casos. Y cada vez más personas le dan legitimidad a estos lugares.

Uno de los más conocidos, y que tuve la suerte de visitar es la Ciudad libre de Christiania. Situada en Copenhague y que cuenta con unas mil personas censadas.

Ciudad Libre de Christiania

La historia de cómo se desarrolló esta “ciudad” es muy curiosa, porque viene de padres y madres de Copenhague que en 1971, buscando espacios libres donde pudieran jugar sus hijos e hijas, encuentran este lugar abandonado por las administraciones públicas, unos antiguos barracones militares. Después de solicitar repetidas veces la rehabilitación del espacio y viendo que el gobierno no hacía nada, comienzan a restaurarlo las mismas personas demandantes, ante la parsimonia de su gobierno.

Tras la torpeza por parte del ayuntamiento de no rehabilitar un espacio atendiendo las necesidades de su ciudadania, este grupo comienza su rehabilitación y poco a poco, el proyecto comienza a posicionar políticamente hasta llegar a plantear la independencia, no solo de Copenhague o Dinamarca, sino que también se consideran independientes de la Unión Europea.

Ya estaba bastante avanzada la estructura de este colectivo y para no meterse en demasiados problemas, el estado Danés dejó que esto sucediera, como experimento social.

Es un sitio interesante, extravagante y que al margen de que esté legalizado la mariguana, que es de lo que todo el mundo habla, yo, que he estado en este lugar, os diré que es mucho más atractivo su entorno, donde está situado, alrededor de un lago precioso y las estructuras sociales que allí se crean; arte y actividades lúdicas, pero también educación y sanidad.

Si tenéis la oportunidad, es un lugar que recomiendo visitar.

Nación de Uzupis

Pasamos a la nación de Uzupis en Vilnius, Lituania. Uzupis significa “más allá del rio”. Un barrio de artistas y diseñadores que se declararon independientes de Lituania en 1998. Por su contexto artístico, ha sido comparado con Montmartre de Paris (Aunque, desde mi punto de vista, son políticamente distintos. Quizá en la Belle Epoque tuviera más similitud, pero ahora Montmartre no es más que una zona turística, lejos de los singulares pensamientos de la antigua Bohemia parisina).

Este lugar tiene 7.000 personas Censadas y su historia se remonta a la Segunda Guerra Mundial, ya que este barrio era prácticamente Judío en su totalidad, y primero el Holocausto nazi y después los soviéticos, destruyeron el barrio, dejándolo en ruinas.

Poco a poco las casas fueron ocupadas por artistas, gente sin hogar y prostitutas. Y esto hizo que el barrio fuera cogiendo carácter y singularidad. Y en 1990, por sus diferentes pensamientos con el gobierno de Lituania, se declara independiente.

Hoy día cuenta con cibercafés, un centro comercial y el barrio ha cogido identidad propia. Incluso en 2013 fue el 14º Dalai Lama y sembró un árbol en una plaza del barrio, llamada la “Plaza del Tibet”.

Posee himno nacional propio y una de sus leyes más populares es “el derecho de toda persona a estar ociosa”.

Aún no está claro si el gobierno lituano le ha otorgado la independencia oficial, pero sus habitantes se mueven entre la seriedad del asunto y la burla.

Tienen 38 artículos de la constitución de la República y 3 lemas – “No pelees”, “No ganes”, “No te rindas” – Traducido a 23 idiomas, se pueden encontrar pegadas en las paredes de la zona.

Algunos de estos artículos no serían notables en una constitución; por ejemplo, el artículo 5 simplemente dice “La persona tiene derecho a la individualidad”.

Otros son más curiosos, si cabe; artículo 1: “Las personas tienen derecho a vivir junto al río Vilnelé , mientras que el río Vilnelė tiene derecho a pasar junto a las personas”. O el artículo 12 que dice que “Un perro tiene derecho a ser un perro”.

Uno que ya entra en algo más conceptual es el artículo 37 que nos cuenta que “La gente tiene derecho a no tener derechos”.

Existen otros artículos emparejados como los artículos 16 y 17. El 16 nos habla de que “La gente tiene derecho a ser feliz”  y 17 dice que “La gente tiene derecho a ser infeliz”.

Como curiosidad os diré que en septiembre de 2018, la constitución fue bendecida por El Papa Francisco durante su visita a Vilnius.

Principado de Sealand

Existen muchas situaciones de este tipo, por ejemplo el Principado de Sealand, probablemente el más aislado y polémico. Está ubicado en una plataforma marina en el Mar del Norte, frente a Suffolk de Reino Unido. Fundada por un ciudadano británico, Sealand es una monarquía constitucional hereditaria. Ha llegado a expedir 150.000 pasaportes, lo cual ha dado varios dolores de cabeza al gobierno Británico.

Pero me gustaría hablaros un poco de un estado, no sé muy bien cómo llamarlo, un lugar que conocí cuando viajé a Roma. La particularidad es que todos estos anteriores que he citado, digamos que rozan lo ilegal, pero en el caso que os voy a presentar ahora, es un estado, incluso alabado o reconocido por los gobiernos. Es normal, cuando todas las personas pertenecientes son ricas, católicas y militares. Os hablo de “Los Caballeros de Malta” o “La Orden de Malta”. Aunque su nombre completo es “Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta”.

Palacio Magistral (La Orden de Malta)

Todo el mundo sabe que en Roma, capital de Italia, existe un estado independiente, de no más de 44 hectáreas de extensión territorial y con un número de personas censadas de unas 900. No hablamos de otro lugar que el Vaticano.

Pero cuando viajé a Roma, un amigo italiano, de hecho, Romano, me llevo a una zona vallada, no demasiado grande, donde, si mirabas por la mirilla de la puerta de entrada podías ver, además de la cúpula de San Pedro, que ya es algo bastante curioso que justo por esa mirilla, mirando desde las afueras del edificio hacia dentro, se pueda ver ese elemento arquitectónico en concreto, pues además de esta curiosidad, puedes ver que dentro hay unos palacetes con zonas ajardinadas, en definitiva, un sitio de ricos; El Palacio Magistral.

Ese espacio en concreto, también es un estado, y se hacen llamar los Caballeros de Malta o la orden de Malta.

Os voy a leer lo que he encontrado en su web:

La Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta, más conocida como la Orden de Malta, es una orden religiosa católica  fundada en Jerusalén  en el siglo XI  por comerciantes amalfitanos. Nació dentro del marco de las cruzadas y desde un principio, junto a su actividad hospitalaria, desarrolló acciones militares contra los ejércitos musulmanes (inicialmente árabes, y más tarde también turcos). En la actualidad es reconocida internacionalmente por las naciones como un sujeto de derecho internacional . Su sede central, que ha cambiado de sitio en varias ocasiones, actualmente se encuentra en la ciudad de Roma, Italia.

La naturaleza de la Orden está expuesta en su Constitución, en donde se estipula que es religiosa-laica  (tanto por contar con miembros laicos, como por no obligar a la vida en común), soberana, militar, caballeresca, de tradición nobiliaria, con personalidad jurídica, aprobada por la Santa Sede y sujeta al derecho internacional. La Orden también tiene su propio ordenamiento jurídico, expide pasaportes y da personalidad jurídica autónoma a sus organismos públicos.

Integran la Orden personas físicas y jurídicas . La componen más de 13 000 caballeros y damas y aproximadamente unos 80 000 voluntarios y 42 000 trabajadores, personal sanitario en su mayoría.

Solo por invitación es posible convertirse en miembro de la Orden. Los voluntarios por el contrario, son siempre bienvenidos.

En fin, lo que me resulta curioso, es que estas personas censadas, no caben en ese pequeño territorio, con lo que viven fuera, aunque tienen su pasaporte como Caballeros de Malta. Tú no tienes el derecho a pasar a ese espacio, igual que ocurre en el Vaticano, a no ser que pidas unos permisos, pero ellos sí que tienen derecho a diario a salir a Italia sin ningún tipo de documento o previos trámites.

Mi amigo me contó que si había una reyerta en la calle y la policía comenzaba a detener a gente, por ejemplo en una manifestación, una pelea… pues que si una persona sacaba su documentación, y ésta era un caballero de la orden de Malta, automáticamente lo sacaban del embrollo. (No sé, me dijo que podría tener cierta similitud con la monarquía española. Supongo que lo decía por la inmunidad).

Bueno… digo todo esto por si os apetece indagar más sobre este micro estado. Al menos a mí, me parece una curiosidad histórica interesante.

Pero no estamos hablando de historia, estamos hablando de acciones políticas territoriales que se declaran independientes de los estados donde están asentados como una intervención social. Me interesan mucho estas pequeñas acciones, que siempre tienen un vínculo cercano al arte, ya sea la propia acción la obra, o que la acción este generada o impulsadas por artistas. Así que para terminar, he realizado una lista otros 7 proyectos de este tipo, por si queréis busca más información al respecto:

OTRAS MICRONACIONES

Reino Gay y lésbico de las islas del Mar del Coral
  1. Reino Gay y lésbico de las islas del Mar del Coral. Fundado en 2004 por activistas gay Australianos en protesta contra la ley que prohíbe el matrimonio homosexual. Fundado con la ocupación del atolón Cato, escindido de la “Australia homófoba”. Su moneda es el dólar rosa y su himno ‘I am what I am’, de Gloria Gaynor.
República Libre de Liberland
  • República Libre de Liberland. 7 kilómetros cuadrados en el margen Oeste del Danubio que no reclaman ni Serbia ni Croacia. El libertario checo Vit Jedlicka reivindica convertirlo en un paraíso fiscal anarcocapitalista.
Isla de las Rosas
  • Isla de las Rosas. Isla artificial construida ante la costa de Rímini que se declaró independiente en 1968. República esperantista creada por un ingeniero mecánico. Al cabo de 55 días, los submarinistas de la Marina Italiana la volaron por los aires.
Principado de Seborga
  • Principado de Seborga. Pueblecito del término municipal de Bordighera, en la Liguria. Regido por el príncipe Marcello I. Sus 320 habitantes alegan que Víctor Amadeo II de Saboya se olvidó de registrar la compra a los señores feudales monásticos en 1729, y por lo tanto nunca han entrado en Italia.
Publicidad acción Garbage Patch State
  • Garbage Patch State. Isla gigante de residuos plásticos que flota en medio del Pacífico. La artista Cristina Finucci la declaró como una nueva nación, en el atrio de la Unesco, con el apoyo de varias universidades, como acto de concienciación ecologista.
República de Kalakuta (Queda el museo)
  • República de Kalakuta. Fundada en Lagos por el músico nigeriano Fela Kuti, inspirado por los Panteras Negras en los años 70. Compuesto por la casa del músico y su estudio de grabación. Disuelta por los militares en 1977: lanzaron por la ventana a la madre del artista, única víctima mortal de las micronaciones virtuales.
Reino de Elleore
  • Reino de Elleore. Isla privada ocupada solo una semana al año por un campamento de verano. Durante una semana sus 260 ciudadanos deben hablar la interlingua y siguen sus propias leyes: están prohibidas las latas de sardina y ‘Robinson Crusoe’. Las infracciones se castigan con 11 minutos y 17 segundos de prisión.

Para mí el desarrollo del arte y la creatividad sería la evolución lógica del ser humano. Por ello, siempre me ha interesado cuando la sociedad al margen de las instituciones, o mejor dicho, a causa de las instituciones públicas, plantean propuestas creativas que incrementan el bien comunitario, ofreciéndonos ejemplos claros de otros sistemas, ya sean educativos, de convivencia, sociales… y que sin embargo, tristemente, en muchas ocasiones, son tratados como delictivos, por el simple hecho de demostrar su desacuerdo y plantear, normalmente, sistemas que funcionan y que son más igualitarios, solidarios y equitativos.

En la mayoría de las ocasiones, los gobiernos son torpes y no acogen este tipo de proyectos o propuestas como modelos replicables… y así nos va.

Jorge Barroso “Bifu”

AUDIO en Ivoox: https://www.ivoox.com/13×1-la-republica-kugelmugel-y-otras-micronaciones-audios-mp3_rf_59172236_1.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: