PINTURAS NEGRAS 1 de 15 (Concepto global)

Una retrospectiva performática sobre las Pinturas Negras de Francisco de Goya.

En este post, y con motivo de nuestra próxima participación en el Festival Internacional de las Artes de Valladolid, voy a hablar de cómo y por qué, desde el colectivo La Habitación Semihundida, hemos llegado a trabajar sobre este concepto; Las Pinturas Negras de Francisco de Goya. Más adelante escribiré varios artículos específicos de las piezas o performances concretas que realizamos y también de sus ramificaciones hacia otros proyectos. Pero en este caso concreto, voy a hablaros exclusivamente del contexto global de la obra.

No es casualidad que parte del equipo que participamos en este proyecto hayamos estudiado disciplinas relacionadas con las artes pláticas o la arquitectura, como es el caso de Raúl Cantizano (Guitarrista / Bellas Artes Escultura), Sara Holgado (Cantaora / Bellas Artes. Pintura), Santi Cirugeda (Artista / Arquitectura) o yo mismo, que aunque me haya dedicado durante 20 años a la dirección escénica, realmente estudié Pintura Decorativa.

En el colectivo, uno de los objetivos es trabajar disciplinas, artísticas o no, y llevarlas a la escena, ente otras cosas para romper con la representatividad. Y en este proyecto lo encontramos en materiales como la pintura y otros elementos que se usan en la construcción arquitectónica.

PINTURAS NEGRAS

La Quinta del Sordo fue, durante un tiempo, la casa de Francisco de Goya. Tiempo en el que, allí mismo, realizó su serie pictórica denominada Pinturas Negras. Hablan, desde un punto de vista Freudiano, que dichas pinturas provienen de un alma atormentada por la sordera y las flacideces de la senectud y que no muestran más que monstruos generados por una  cabeza perdida. Un crítico de arte francés dijo sobre las Pinturas Negras en la Exposición Universal de Paris de 1878,  que éstas “parecen pesadillas de un espíritu soñador é inquieto”.

Después de estudiar detenidamente la obra, vemos que en aquellas paredes, quedaron plasmados los miedos, la locura y la muerte. Pero también, y de una forma más plausible si cabe, la triste realidad social del momento, la injusticia, el hambre, la lucha y sobre todo, la tumultuosa realidad de aquella España que transitaba renqueante del Antiguo Régimen al Nuevo.

El significado de las Pinturas Negras sigue siendo hoy día un enigma, y quizá, esto es lo que más nos atrae. (Ejemplo clarividente de la ambigüedad del arte moderno). Pero vamos a ver un poco sobre su momento histórico para intentar esclarecer el misterio.

Dos Viejos Comiendo Sopa (Pinturas Negras Francisco de Goya)

En estas 14 piezas (Se cree que fueron 15), pintadas entre 1819 y 1824, al óleo, sobre las paredes de la casa de Goya, La Quinta del Sordo, se puede observar un cambio radical en la forma de pintar de Goya, pues normalmente, sus pinturas y tapices estaban vinculados a la monarquía, al ámbito religioso y social, desde un estilo realista (romanticismo) con una fantástica visión sobre los colores y la luz. Y aunque ya podemos observar un cambió en colecciones como “Los Desastres de la Guerra” o “Caprichos”, y cuadros como “Casa de Locos” o “La Lámpara del Diablo”, no fue sino a partir de 1819, cuando, y quizá por causas psicológicas y sociales, su obra entra en un contexto de lo terrible.

Estos cuadros no son tan explícitos y nos llevan a una ambigüedad y en consecuencia, a una dificultad a la hora de encontrar el sentido exacto de muchas de estas pinturas. Hablamos de lo que claramente podría ser el inicio del expresionismo y el impresionismo, o lo que llaman; pinturas modernas.

Nos encontramos en una época histórica cargada de desvaríos y que venía impulsada desde el reinado de Carlos IV en 1808. En aquel entonces las legiones Napoleónicas invadieron gran parte de Europa y en España, concretamente, el 2 de mayo, parte de la ciudadanía española hizo un levantamiento contra las tropas invasoras, lo que llamaron La Guerra de la Independencia. Pero el ejercito de Napoleón ganó y muchos de los presos detenidos, al día siguiente, fueron fusilados. Acto que quedó grabado en la maravillosa pintura de Francisco de Goya “3 de Mayo”.  

“3 de Mayo” Francisco de Goya

Napoleón nombró rey a su hermano José I, y después de muchos desvaríos, traiciones, batallas  e incongruencias, se implantaría de nuevo en España el Antiguo Régimen con la monarquía absolutista de Fernando VII (Hijo de Carlos IV).

Los contextos históricos fueron fundamentales en la realización de esta obra, pues de igual manera, y aunque Francisco de Goya no simpatizara con los franceses, estuvo perseguido por el Antiguo Régimen español, ya que mostraba su desacuerdo con las atrocidades infringidas (por ambos bandos) y la restauración de la Inquisición.

Como he comentado anteriormente, Goya, amenazado constantemente por el régimen, decide mudarse a las afueras de Madrid y adquiere una finca a la que llamaban “La Quinta del Sordo”. Me parece, cuanto menos, curioso que el nombre de la finca donde se realizaron las Pinturas Negras, de igual manera que la obra que se realizó allí, esté envuelto en un halo de ambigüedad. Parece que la especulación sobre su significado es un síntoma presente en todo el contexto, lo que le da a su totalidad cierto misticismo. Pero como suele ocurrir con la mayoría de enigmas y misterios, su explicación finalmente es bastante banal y sencilla: Ese nombre no fue dado porque Goya viviera allí y fuera sordo, pues el nombre ya estaba otorgado con anterioridad, por algo tan sencillo como que su anterior propietario también era sordo.

Aspecto de la Quinta del Sordo hacia 1900, transformada por los herederos de Goya (Fotografía de Asenjo, publicada en la revista La Ilustración Española y Americana)

Es aquí donde Goya pinta las Pinturas Negras, pero no las hace públicas por miedo a represalias. La tensión vivida por Goya en aquella época (1824), hace que se traslade a Burdeos (donde pasará sus últimos años de vida) y le deja la finca a su hijo Francisco Javier Goya, quizá para que la inquisición no se la expropiara. Igualmente, su hijo para no sufrir represalias tras la restauración de la monarquía absoluta, vende la finca.

Años más tarde es el francés Emile D´erlanger quien encarga a Martínez Cubells pasar las Pinturas de revoco a lienzo, para venderlas en la Exposición Universal de Paris de 1878. Sin embargo no atrajeron la curiosidad del público y en 1881 se las cede al Museo del Prado de Madrid, donde están expuestas a día de hoy.

Entre 1866 y 1873 el fotógrafo especialista en arte Jean Laurent, fotografió dichas pinturas y sus negativos han sido descubiertos paulatinamente hasta que en 2008 el Ministerio de Cultura las escaneó en alta resolución y eso, hizo florecer detalles que hasta ahora,  habían pasado inadvertidos.

“El Perro Semihundido” Pintura de Goya y Fotografía de Laurent antes de la restauración.

Comparando las pinturas actuales con los negativos de las fotografías, me hace pensar que la restauración realizada por Cubells, no deja de ser, cuanto menos, desafortunada. Pues ahora podemos ver detalles concretos que en el proceso de restauración se perdieron. Por ejemplo; el cuadro “El Perro Semihundido”, se compone de un fondo de apenas perspectiva y una cabeza de perro en la zona inferior de la pintura. (Una serie de analistas llegaron a decir que esta obra estaba inacabada). La sencillez de la pieza, los difuminados y la falta de perspectiva, asimetría… fueron algunas razones que llevaron a críticos y críticas a pensar que estos cuadros eran el inicio de las pinturas modernas.

Ahora bien, si miramos el negativo de la fotografía de Laurent, podemos observar claramente que el perro mira unos pájaros que sobre vuelan un acantilado. Esto también hace que el anterior pensamiento de inexistencia  de perspectiva, quedé totalmente descartado de la nueva reinterpretación. ¿Qué hemos estado analizando? Tenemos que tener en cuenta que los estudiosos han dicho que estas pinturas podrían ser las precursoras del Impresionismo y el expresionismo. Entonces, ¿el inicio de las Pinturas Modernas viene de una mala restauración?

¿Qué pasó con aquel análisis que nos hablaba de una mirada del perro al infinito, mostrándonos la insignificancia del ser humano?

Me viene a la cabeza la anécdota de “Ecce Homo” y de cómo un oleo pintado en una pared, pintura desconocida por la mayoría de las personas hasta ese momento, sufre una “desafortunada” restauración por una señora de 81 años aficionada a la pintura y, la obra, se convierte en el icono pop del momento. Parece que el arte y su ambigüedad no están carentes de cierta ironía.

Pintura inicial, deterioro y restauración.

Lógicamente, había que documentarse un poco más y leyendo diferentes estudios, libros y análisis sobre Goya, di con el trabajo del profesor Carlos Foradada, estudioso de las Pinturas Negras y que en su maravilloso libro “Goya al descubierto en las Pinturas Negras y El Coloso” podemos descubrir, ciertamente, que el mensaje de dicha colección es inminentemente político y social.

Las obras de Goya ya tenían menajes ocultos, cubriendo su significado con un halo de ambigüedad, sobre todo, para no ser juzgado. Tenemos que tener en cuenta que en ese momento reinaba una monarquía absolutista e imperaba la desgarradora inquisición.

Descubrí la simbología de Goya, en las formas, los colores, composiciones… y su intención clara de  cuestionar la política y los aspectos sociales del momento.

“Saturno Devorando a su Hijo” Pinturas Negras Francisco de Goya

Por ejemplo, en el cuadro “Saturno Devorando a su Hijo”, donde, a priori, vemos una escena de la mitológica, Foradada asegura que ese cuadro representa al Antiguo Régimen devorando la Constitución de Cádiz de 1812.  Ve claramente que la vejez que representa Saturno, no es la propia vejez del autor, sino la del Antiguo Régimen. Lo constata con datos históricos y comparaciones a otras obras del autor. Entiendo que a veces, puede ser una ardua tarea llegar hasta aquí, que quizá, en algún momento, incluso pensemos que es incomprensible, rebuscado… por ello, creo que en el arte nunca debemos dejar a un lado lo que la obra nos transmite a nivel emocional y sensorial. Para mí, la verdadera forma es encontrar un equilibrio entre ambas.

Si nos basamos en la comunicación (parte fundamental del arte); realista o emocional, conceptual o con elaboraciones técnicas, y no obviamos la respuesta del consumidor/a, (Freudiana o sistemática y científica) nos damos cuenta de que el arte no es entretenimiento, es algo reflexivo, (aunque a veces lo reflexivo pueda entretener), y que tiene que ver con la experiencia vivida del momento, el conocimiento, la condición individual de cada persona, pues no todo el mundo piensa de la misma manera, tiene los mismos gustos estéticos o pertenecen a la misma cultura.

Entonces, aunque no haya dado un mensaje concreto a todo el mundo por igual, no debemos pensar que la obra está mal ejecutada, al contrario. Las piezas y obras artísticas deben tener “capas”, como las de una cebolla; las primeras son más directas, fáciles de ver y entender, para las terceras o cuartas hay que hacer un ligero esfuerzo por llegar a ellas.

Si queremos “jugar al arte”, la subjetividad es algo fundamental, por lo que he hablado antes del individuo y la cultura, pero también por una cosa más interesante sí cabe; fuerza a la persona a ser creativa, ha investigar y en consecuencia, participa directamente en el contexto global de la obra. Pero esa reinterpretación, ese significado que queramos darle, no puede caer en un argumento banal o especulativo. Quiero decir con esto, que cuanta más información, cuantos más datos tengamos sobre la autoría, la técnica, momento histórico… más podremos acercarnos a la interpretación del autor o de la autora, y más podremos disfrutar de la obra. (Por supuesto, tampoco el autor o la autora deben ser extremadamente banales en su explicación).

Esto es algo que ya explico en los post sobre ¿Qué es el Arte? No podemos entrar en un contexto simple de esto me gusta o esto no me gusta, pues la estética la dominan las grandes corporativas, y si dejamos que predomine el gusto democrático, contribuimos a realzar la propuesta de moda que nos dicta la industria y el consumo.

Volviendo a la creatividad, que es lo que nos interesa, para ambos casos, artista o público, debemos tener en cuenta aquello que dijo el poeta Mallarme: “Definir es matar, sugerir es crear”.

Al fin y al cabo, el arte es como una buena conversación en la que no se está de acuerdo.

Performance Varuma teatro “¿Cómo Hemos Llegado a Esto?

Nuestro concepto de cómo tratar la obra, viene del estudio de las disciplinas y su evolución. Por ejemplo, en el caso de la arquitectura, su función, a lo largo de la historia, es clara, concisa e irreductible; su fin es utilitario. La pintura, ha sabido evolucionar de lo utilitario plasmático a un modelo abstracto en el que su estudio y análisis ha sido fundamental para su propio desarrollo, comprensión y afianzamiento. La música, ya sabemos que tiene una capacidad intrínseca de conectar directamente con el flujo cerebral para la obtención de emociones. Pero ¿qué ocurre, por ejemplo, con la danza? Desde un inicio su estado ha sido el ámbito abstracto. ¿Cómo entender su utilidad? Kandinsky dijo de ésta, que aunque bella y estética, su contexto global siempre ha sido el mismo, y por lo tanto monótona.

Lo que planteamos dentro del colectivo La Habitación Semihundida, es cambiar la representatividad, encontrar otros valores. Por ello, por ejemplo, al trabajar con el flamenco, arte regionalista que conocemos y que tiene unos valores concretos, pretendemos desubicarlo. No con la intención de romper todas sus reglas y recursos, sino ampliarlos. Tener una conciencia más abierta sobre las disciplinas y su posible utilidad. Así podemos garantizar que pintar una pared puede ser flamenco. Si partimos de esta idea, podríamos esquematizarlo dentro de un proyecto básico de arquitectura como parte fundamental de la construcción. Y en consecuencia, la construcción sería la dramaturgia, la forma de llevarlo a escena.

Bueno, en realidad no quiero llevaros a derroteros demasiado liosos. Así que ya veremos estos conceptos en los diferentes trabajos que vayamos realizando y que os iré escribiendo en diferentes post. Hasta entonces, como dijo Einstein; “Si quieres obtener resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”

Jorge Barroso “Bifu”

ENLACES:

IVOOX: Pinturas Negras (Concepto Global)

Puedes ver más información sobre este concepto en el enlace Arquitectura Escénica. (Enlace)

ACTUACIONES EN EL FESTIVAL INTERLACIONAL DE ARTES DE VALLADOLID 20 y 21 de Agosto de 2020. (Enlace)

Si es de vuestro interés, también hemos realizado residencias artísticas, donde hemos desarrollado ejercicios que nos llevan a estos conceptos de integración de diferentes disciplinas. (Enlace)

Un comentario sobre “PINTURAS NEGRAS 1 de 15 (Concepto global)

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: